Acusan al motorman de haber robado el disco rígido de la cámara de seguridad de la cabina antes de ser detenido

Julio Benítez, el maquinista de la formación chapa 5, fue trasladado al hospital Ramos Mejía y está custodiado; la medida fue dispuesta por el juez federal Ariel Lijo
(0)
20 de octubre de 2013  • 00:45

Julio Benítez, el maquinista de la formación chapa 5 que impactó ayer contra los paragolpes del andén dos de la estación Once, causando 99 heridos, fue acusado por el Gobierno de robar el disco rígido de la cámara de seguridad antes de ser detenido y quedar incomunicado.

El motorman fue trasladado al hospital Ramos Mejía y está custodiado, según indicó el ministro de Seguridad de la ciudad de Buenos Aires, Guillermo Montenegro.

Al ser detenido, encontraron el disco rígido de la cámara de seguridad de la formación en su mochila, manchado con sangre. Benítez rompió la carcasa de la cámara de seguridad y robó el disco antes de salir de la cabina.

La detención fue dispuesta por el juez federal Ariel Lijo, que tomó intervención por el accidente. Además, el magistrado ordenó el secuestro de las grabaciones de las cámaras de seguridad instaladas en la estación Once de la línea Sarmiento, de las que están en las tres estaciones anteriores -Caballito, Flores y Floresta- y de las ubicadas en el trayecto que las conecta.

Tras la colisión, varias personas que estaban en el tren se acercaron al chofer para pedirle explicaciones de lo ocurrido. "Queríamos saber lo que pasó", explicó Julio, uno de los damnificados por el choque.

Algunos pasajeros insultaron al maquinista, le tiraron piedras y le gritaron "asesino", hasta que la policía y los bomberos lo sacaron de la cabina.

"Vi que estaba tirado en el piso de la cabina. Cuando empezaron a increparlo y a tirarle piedras se escondió como pudo. Lo sacaron los bomberos", contó el mismo pasajero.

Con la colaboración de Adrián Ventura

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?