Suscriptor digital

Angela Merkel llamó furiosa a Barack Obama por el posible espionaje a su teléfono celular

La canciller alemán telefoneó al presidente de EE.UU. y le recriminó la sospecha; el líder estadounidense le aseguró que "no la está monitoreando"
(0)
23 de octubre de 2013  • 18:04

BERLIN.- La canciller alemán Angela Merkel llamó esta tarde al presidente estadounidense Barack Obama para quejarse con él luego de enterarse de que los servicios de espionaje estadounidenses podrían haber intervenido su teléfono celular, según afirmó el gobierno alemán.

El vocero de Merkel, Steffen Seibert, dijo que Merkel aclaró durante la conversación telefónica que "considera semejantes prácticas, si se confirman los indicios... totalmente inaceptables'' y reclamó a las autoridades estadounidenses que aclaren la magnitud del espionaje en Alemania.

Seibert indicó en un comunicado que el gobierno alemán ``ha recibido información de que el teléfono celular de la canciller podría estar siendo monitoreado por la inteligencia estadounidense''. No entró en detalles, pero la revista semanal Der Spiegel, que publicó material filtrado por el ex analista de sistemas Edward Snowden, informó que sus investigaciones provocaron la reacción.

En Washington, la Casa Blanca dijo que Obama aseguró a Merkel que Estados Unidos no escucha sus llamadas telefónicas.

"Estados Unidos no está monitoreando ni monitoreará las comunicaciones de la canciller'', dijo el vocero Jay Carney y añadió que Estados Unidos está investigando las denuncias de Alemania, Francia y otros aliados como parte de una revisión general de las actividades de inteligencia.

Según la Casa Blanca, Obama se encargó de subrayarle a su colega alemana el "enorme aprecio" de Estados Unidos a la cooperación con Berlín en amplios aspectos de los "desafíos de seguridad compartidos" y reiteró que Washington está revisando el modo en que las agencias recolectan datos.

Además, ambos "acordaron intensificar más aún la cooperación entre los servicios de inteligencia con el objetivo de proteger la seguridad de los dos países y de nuestros aliados, así como para proteger la privacidad de nuestros ciudadanos", agregó la Casa Blanca.

Durante la pasada visita de Obama a Berlín hace un par de meses, el presidente estadounidense le aseguró a Merkel que los servicios secretos de su país no habían invadido la intimidad de los alemanes, como apuntaban los documentos filtrados por el ex técnico de la NSA Edward Snowden. "Si quiero saber qué piensa la canciller Merkel no tengo más que llamarla", apuntó entonces Obama.

Espiar América latina

Las informaciones de Snowden apuntan a que la red de espionaje de Estados Unidos se habría extendido también por toda América latina, con foco especial en Brasil, México y Colombia.

El 17 de septiembre, la presidenta de Brasil, Dilma Rousseff, mostró su malestar a su colega estadounidense, Barack Obama, por el continuado caso de supuesta vigilancia a ciudadanos e instituciones de su país.

Ante las sospechas de espionaje y al entender que el Gobierno de Obama no dio suficientes explicaciones, Rousseff decidió postergar la visita de Estado a Washington prevista para octubre.

En Colombia, cuyo Gobierno pidió también explicaciones a Estados Unidos, se habría mantenido un intenso control sobre la administración y los movimientos de la guerrilla de las Fuerzas Armadas Revolucionarias de Colombia (FARC). El secretario de Estado de EEUU, John Kerry, justificó esas políticas como una estrategia contra las amenazas del mundo.

También supuestamente la NSA espió directamente al mandatario de México, Enrique Peña Nieto, cuando era candidato a la Presidencia y prosiguió con esta labor tras ganar las elecciones de 2012.

Esta misma agencia habría accedido de forma ilegal en 2010 a la cuenta de correo electrónico del entonces presidente mexicano, Felipe Calderón.

Asimismo, habrían sido espiados de forma constante, aunque con menor intensidad, las administraciones de Venezuela, Argentina, Ecuador, Panamá, Costa Rica, Nicaragua, Honduras, Paraguay, Chile, Perú y El Salvador.

Espionajes en Europa

Europa tampoco parece haber sido ajena al supuesto control de comunicaciones dispuesto por la NSA. Hace unos días, el presidente de Francia, François Hollande, mostró su rechazo de estas prácticas a su homólogo estadounidense. Al parecer, Estados Unidos habría interceptado 70,3 millones de comunicaciones emitidas desde Francia entre finales de 2012 y comienzos de 2013.

El diario francés "Le Monde" apuntó que, en el Viejo Continente, Alemania y Reino Unido sufrieron un control más estrecho por EEUU, en el caso británico incluso con el asentimiento de sus autoridades.

Los documentos de Snowden apuntarían también a Italia y España, en menor grado, como "objetivos a espiar" por la NSA. De cualquier forma, la agencia habría mantenido como prioritarios para su seguimiento e interceptación a países como China, Rusia, Irán, Pakistán, Corea del Norte y Afganistán.

Agencias AFP, AP y EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?