La hora de las brujas

Natalia Trzenko
(0)
29 de octubre de 2013  

American Horror Story: Coven (EE.UU./2013)/ Creadores: Brad Falchuk y Ryan Murphy/ Elenco: Jessica Lange, Kathy Bates, Angela Bassett, Sarah Paulson, Evan Peters, Emma Roberts, Taissa Farmiga, Gabourey Sidibe/ Emisiones: los martes, a las 23, por Fox.

Nuestra opinión: buena

Primero fueron los fantasmas en una mansión de Los Angeles. Luego, los monstruos, asesinos seriales y criminales de guerra en un psiquiátrico de Massachusetts, y ahora les llegó el turno a las brujas. Los creadores de American Horror Story , Brad Falchuk y Ryan Murphy (los mismos de Glee ), parecen haber decidido que su misión en la vida al inventar esta serie es mantener a sus espectadores siempre asustados y bastante fascinados también. Y para lograr eso cuentan con la mejor aliada: Jessica Lange. La que antes fue vecina tenebrosa y monja desquiciada ahora es la bruja más poderosa de su generación. Una dama sureña que regresa a Nueva Orleáns con más de un secreto a cuestas para complicarle la vida a su hija (interpretada por la siempre excelente Sarah Paulson), que intenta mantener a su joven aquelarre en orden.

Allí están sus cuatro hechiceras, cada una con un poder diferente y sin demasiada idea de qué hacer con ellos. Las cosas son especialmente difíciles para Zoe (Taïssa Farmiga), la más reciente integrante del grupo. Es que, a diferencia de sus compañeras, capaces de adivinar el futuro, mover objetos con sólo desearlo o ser "una muñeca vudú de carne y hueso", la chica descubre que posee el toque de la muerte cuando su novio se desangra mientras están teniendo sexo. Y si eso suena terriblemente traumático y complicado, resulta que es apenas una de las varias líneas del desquiciado relato de American Horror Story: Coven.

Por otro lado, como si el presente no fuera suficiente, la acción también se traslada a la Nueva Orleáns de 1834 para mostrar en desagradable detalle el reinado de terror de madame LaLaurie, una sádica esclavista que, en manos de Kathy Bates, resulta tan desagradable como carismática. Casi lo mismo se puede decir de la sacerdotisa vudú que interpreta la siempre bella y enigmática Angela Bassett.

Filmada con un estilo visual que mezcla todas las herramientas del terror con algo del cine surrealista y un desenfado que no suele aparecer en la pantalla chica, la serie no se detiene en sutilezas ni les teme a la exageración ni a la autorreferencia, mezclando elementos de género con reflexiones -siempre burlonas- a la cultura popular de la que el programa forma parte. Si hasta tiene a una estrellita de Hollywood caída en desgracia (Emma Roberts, la sobrina de Julia) fingiendo estar en rehabilitación cuando en realidad se esconde por bruja.

Grandilocuente, divertida y bastante ridícula, puede que esta serie no sea apta para los impresionables ni para los puristas del terror, aunque a ambos les costará resistirse al resultado del encuentro de la gran Lange con Bates y Bassett.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?