Suscriptor digital

Fuerte corte de boleta en bastiones kirchneristas del conurbano bonaerense

En algunos distritos, como Ezeiza, hubo diferencias entre las listas a concejales y las nacionales de hasta 19 puntos
Sebastián Lalaurette
(0)
29 de octubre de 2013  

LA PLATA.- Toda elección determina que haya "salvados" y "enterrados". La del domingo último no rompió esa regla. En el recorrido por los resultados en los distritos más relevantes de la provincia de Buenos Aires resaltan como mojones los casos de intendentes que se beneficiaron al pasarse de bando, los que perdieron al sostener su adhesión al gobierno nacional y los que "zafaron" de la derrota oficialista al ganar en sus distritos gracias al corte de boleta.

Un caso emblemático de los barones del conurbano que dejaron su territorio en manos del rival es el del ministro de Seguridad bonaerense, Alejandro Granados. En su distrito, Ezeiza (que gobernaba hasta que se tomó licencia para asumir en el nuevo cargo), el Frente para la Victoria batió al Frente Renovador de Sergio Massa por 50 a 31 puntos en la lista local de concejales.

En contraste, la lista de Massa anoche peleaba voto a voto a la kirchnerista de Martín Insaurralde en el tramo de los diputados nacionales.

También en Merlo, donde desde hace años manda Raúl Othacehé, el resultado local le permitió desprenderse de la debacle: Insaurralde perdió allí por nueve puntos, pero la lista oficialista de concejales se impuso por dos.

Esto reforzó la idea de que los intendentes tuvieron una actitud sinuosa respecto de las listas nacionales del kirchnerismo, cuando vieron que la diferencia entre Massa e Insaurralde los podía complicar a ellos en el manejo de sus concejos deliberantes.

En Avellaneda, el corte de boleta, sumado a la división del massismo a nivel local entre dos boletas de candidatos, le facilitó al intendente kirchnerista Jorge Ferraresi anotarse un poroto: la lista del Frente para la Victoria, encabezada por su esposa, Magdalena Sierra, casi duplicó la cantidad de votos de la del FR, que quedó en segundo lugar (los porcentajes fueron del 39 y el 21, respectivamente).

Pero fuentes del massismo decían ayer que el municipio repartió sobres entre los vecinos con boletas ya cortadas, para votar al kirchnerismo a nivel local y a Sergio Massa como diputado nacional.

En diálogo con la nacion, Ferraresi dijo que no hubo tal fenómeno y que "la gran diferencia es por los votos de las mesas de extranjeros".

Sin embargo, el massismo casi igualó al FPV si a los sufragios de la lista encabezada por el presidente del Concejo Deliberante, Armando Bertolotto, se le añade el casi 17% alcanzado por la "colectora" de José Alessi, apadrinado por el senador y ex intendente Baldomero Álvarez.

Ir divididos, una aparente desventaja para el FR, que, sin embargo, un armador del massismo consideró una buena estrategia: "Si iban juntos, metían cinco concejales. Yendo separados, están metiendo tres cada uno. Hay 14 distritos donde el massismo no fue a internas, sino que presenta listas en pares", explicó.

La división también jugó en La Plata, pero en este caso en desmedro del Frente para la Victoria, cuya lista de concejales, encabezada por el hermano del intendente Pablo Bruera, sufrió la merma de votos producida por la competencia de la decana de la facultad de Periodismo local, Florencia Saintout.

Gabriel Bruera sólo alcanzó el 17% de los votos y fue ampliamente superado por José Arteaga, del Frente Renovador; Saintout, en la lista del Frente Social, obtuvo casi el 11%. Son votos que contribuyeron al caudal de Martín Insaurralde, pero le fueron negados al bruerismo.

En contraste, uno de los pocos distritos donde el kirchnerismo tuvo una victoria contundente es Berazategui, tierra del histórico dirigente Juan José Mussi (postulante a diputado provincial) y hoy gobernada por su hijo Juan Patricio.

Allí, el FPV obtuvo el 52% en la lista de concejales y un 43% en la de diputados nacionales. Pero la victoria más aplastante la tuvo Mussi padre, con el 60% de los sufragios en pos de una banca en la Legislatura.

"Felicito a los berazateguenses que fueron a votar y cumplieron con su deber y derecho cívico. En Berazategui hubo más del 82% de asistencia; eso demuestra que nuestros vecinos están comprometidos con nuestra realidad", dijo el intendente ayer, tras conocerse los buenos resultados para el oficialismo. Sin embargo, otros bastiones del oficialismo no se sostuvieron tan bien como en las elecciones primarias de agosto.

En aquella ocasión, el resultado en La Matanza, el distrito más poblado de la provincia de Buenos Aires, había ayudado a atenuar la derrota de Insaurralde; ahora, sin embargo, el FPV le sacó poca diferencia al massismo.

Si bien el oficialismo ganó en las tres categorías (candidatos a concejales, a diputados provinciales y a legisladores nacionales), su rendimiento fue muy inferior al de las PASO.

La menor diferencia la sacó la lista de Insaurralde, con tres puntos; la mayor, la boleta local, con siete. En agosto, la brecha entre ambos partidos era de unos 100.000 votos; esta vez, de sólo 25.000 en la competencia nacional y de 48.000 en la comunal.

Sin embargo, el intendente Fernando Espinoza tuvo ayer un discurso triunfalista. "Sabemos lo que pasó con las elecciones en el resto de Buenos Aires, pero acá, en la quinta provincia, el pueblo acompañó el legado de Perón y Evita. La Matanza es, fue y será la capital del peronismo", dijo. Y resaltó: "Esto no es el final de nada ni el fin de nadie; esto recién empieza".

Quienes ganaron claramente, como ya se había visto en las primarias, fueron algunos intendentes ex kirchneristas "saltarines" que se pasaron al massismo, como Darío Giustozzi, de Almirante Brown, o Jesús Cariglino, de Malvinas Argentinas.

En esos partidos, el Frente Renovador ganó claramente en todos los niveles. En el último distrito mencionado la diferencia fue aplastante: el massismo obtuvo más del doble de votos que el kirchnerismo.

Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents .

Equipo LN Data

Nuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar

Podés bajarte todos los datos que usamos para esta visualización desde Google Documents .

Equipo LN Data

Nuestros lectores pueden descargar los documentos originales y los procesados en su PC. A partir de los mismos, es posible llegar a nuevas conclusiones particulares, cruzar variables con otras y descubrir, tal vez, otras conclusiones de interés social. Si se animan, no dejen de avisarnos, posteando un comentario o enviándonos un mail a LNdata@lanacion.com.ar

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?