Suscriptor digital

Menem autorizó subas en Metropolitano y Ferrovías

Tendrán la concesión por 20 años más; los aumentos serán del 80 por ciento
(0)
2 de diciembre de 1999  

Un aumento tarifario cuyo promedio rondará el 80%, la extensión por 20 años en el plazo de las concesiones y el compromiso de invertir 1200 millones de pesos, Metropolitano, y 400 millones, Ferrovías, fue autorizado por el presidente Carlos Menem a horas de dejar su despacho en la Casa Rosada.

Después de varios dimes y diretes provenientes desde el Gobierno, que hasta ayer al mediodía negaba haber firmado los decretos, y de las empresas, que aseguraban que el visto bueno había sido dado el viernes último, el Ministerio de Economía aceptó, por la tarde, que los documentos que dan vía libre a la continuidad de las empresas Metropolitano y Ferrovías como concesionarios ferroviarios cuentan con la rúbrica del presidente. "Mañana (por hoy) tendrían que salir publicados en el Boletín Oficial", dijo una fuente del Palacio de Hacienda. Según se pudo saber, para Metropolitano se firmaron los decretos 1418 (línea San Martín), 1419 (Belgrano Sur) y 1420 (Roca).

El aumento tarifario, en ambas empresas, se aplicará de manera escalonada, durante cinco años. En Metropolitano, en el segundo semestre del 2000, el boleto subirá alrededor del 13%. En Ferrovías, sería en mayo del año próximo, cuando la tarifa pase de $ 0,54 a $ 0,70.

Intereses encontrados

Con esta decisión, el Ejecutivo nacional anula los reclamos que desde La Plata el gobernador Duhalde disparaba a través de su ministro de Obras Públicas, José Antonio Romero: pedir la cancelación de la renegociación y la participación de la provincia en las negociaciones.

Mientras tanto, el futuro ministro de Infraestructura, Nicolás Gallo, no se cansa de afirmar que tiene en la mira los contratos ferroviarios. Así, repitió que revisará el contrato de Metropolitano porque "está sobredimensionado", al tiempo que aseguró que desconoce los términos del documento de Ferrovías y que buscará que la empresa Trenes de Buenos Aires (TBA), que ya firmó un nuevo contrato, pero que está suspendido por una medida judicial, "me demuestre por qué no puede hacer en trinchera el ramal de la línea Sarmiento". Sobre el único que no posará su lupa será en el de Metrovías, dijo a la prensa.

Pero voceros del sector empresarial dicen sentirse tranquilos. El futuro ministro de Transporte del equipo de Gallo, Jorge Kogan, que a comienzos de los años 90 presidió la comisión privatizadora del sistema ferroviario y que tuvo participación en el diseño de los pliegos de concesión de todos los ramales, tendría su mira puesta en los trenes de carga en los que habría notado incumplimientos tanto de los privados como del Estado.

Fin a la renegociación

El proceso de renegociación promovió que los concesionarios dejen de percibir subsidios una vez finalizados los contratos originales, en el 2004, y que los privados financien las obras. De allí la decisión de aumentar los boletos. Con todo, las inversiones previstas por TBA, Metrovías, Ferrovías y Metropolitano se acercan a los 4000 millones anunciados por el gobierno electo en el plan de infraestructura. Y para fuentes del sector empresarial nada más alejado de una simple casualidad.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?