Suscriptor digital

Inquieta a los obispos el avance del narcotráfico

Hoy se pronunciarán sobre el crecimiento del flagelo y la tolerancia social frente al consumo de drogas
Mariano De Vedia
(0)
8 de noviembre de 2013  

La Iglesia dará a conocer hoy un severo pronunciamiento sobre la creciente tolerancia social frente al consumo de drogas y el avance del narcotráfico como uno de los problemas más acuciantes que enfrenta hoy la sociedad.

El documento se denomina "El drama de la droga y narcotráfico" y será presentado por el titular del Episcopado, monseñor José María Arancedo, y el presidente de la Comisión de Pastoral Social, monseñor Jorge Lozano, durante la 106a. Asamblea Plenaria del Episcopado, que reúne a casi un centenar de obispos en Pilar.

El grado de inquietud de los obispos irá en línea con los últimos pronunciamientos del papa Francisco, que en su visita a Río de Janeiro se pronunció con firmeza contra la despenalización de las drogas y denunció "la plaga del narcotráfico, que favorece la violencia y siembra dolor y muerte". Reiteradamente, incluso en tiempos en que encabezaba el Episcopado, el entonces cardenal Jorge Bergoglio identificó los peligros del narcotráfico, así como el de la trata de personas, con las "formas modernas de esclavitud".

La premisa de la Iglesia es que en la sociedad se ha ido relajando la tolerancia frente al consumo de drogas. El obispo Lozano admitió en junio último que "hoy se admite que los chicos se droguen en las calles y en las plazas y algunos identifican la venta de drogas con cualquier trabajo ilegítimo".

Violencia y narcos

El documento será presentado en un contexto político conmocionado por el reciente ataque a balazos contra la vivienda del gobernador de Santa Fe, Antonio Bonfatti, atribuido a bandas del narcotráfico.

Al margen del análisis que sobre este flagelo viene realizando la Comisión Nacional sobre Drogadependencia, dentro de la Pastoral Social, monseñor Arancedo es arzobispo de Santa Fe y conoce los impactos de la espiral de violencia generada en zonas de la provincia como Rosario, donde se llevan cometidos más de 190 homicidios relacionados con la problemática de la droga.

Como publicó LA NACION el mes último, el Gobierno intenta frenar los 400 vuelos ilegales que anualmente transportan drogas con aviones fabricados en la década del 60 y repotenciados en la siguiente, que tienen más de 40 años. Al respecto, en los últimos dos años la Fuerza Aérea detectó más de 800 tráficos aéreos irregulares, que no se identificaron ni informaron su destino.

En la misa de apertura de la asamblea -el primer encuentro episcopal tras la derrota electoral del Gobierno-, Arancedo hizo un llamado en favor del diálogo y la amistad social y advirtió sobre un clima de enfrentamiento que puede sembrar "semillas de enemistad social".

"Necesitamos recuperar el valor de la palabra como instrumento de un diálogo sincero, creíble y respetuoso, que nos permita crecer en una cultura del encuentro", dijo el arzobispo, al instar a los argentinos a evitar enredarse "en un estéril juego dialéctico que nos enfrenta y descalifica". Arancedo revalorizó "el noble ejercicio de la política" y recordó que "no hay democracia posible sin una leal convergencia de aspiraciones e intereses entre todos los sectores de la vida política".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?