Antes del aumento, sube la venta de Subtepass

Desde el martes costará $ 3,50 el viaje; los pasajeros acopian boletos a $ 2,50
(0)
9 de noviembre de 2013  

Desde que se anunció el aumento de la tarifa del subte de $ 2,50 a 3,50 que comenzará a regir a partir del martes, la venta de tarjetas Subtepass aumentó un 20%, según informaron a LA NACION voceros de Metrovías. Es que, a diferencia de la recarga en las tarjetas SUBE o Monedero, la compra de Subtepass se presenta como una posibilidad de ahorro para los usuarios quienes, por algunos días, podrán amortiguar el impacto del aumento utilizando las Subtepass al costo de $ 2,50.

Según las mismas fuentes de la empresa Metrovías, normalmente se venden 100.000 unidades diarias, cifra que en estos días creció a 120.000. Con el objetivo de evitar el desabastecimiento, desde la empresa se explicó además que, hasta que comience a regir el aumento, se impuso un límite a la compra de 20 pasajes por persona.

Lo del límite es relativo, puesto que una misma persona puede comprar de a 20 boletos la cantidad de veces que su bolsillo se lo permita.

La semana pasada, el juez en lo contencioso administrativo y tributario de la Ciudad, Pablo Mántaras, levantó la medida cautelar que tenía suspendido el aumento a $ 3,50 del boleto y le ordenó al jefe de gobierno, Mauricio Macri, que disponga una tarifa social. La definición del precio final fue resultado de una larga disputa judicial. El gobierno porteño había previsto aumentar el costo del pasaje de $ 2,50 a 3,50, el 20 de marzo de este año. Previamente, el 6 de enero de 2012, lo había subido de $ 1,10 a 2,50. El segundo ajuste no se pudo aplicar porque el legislador Alejandro Bodart (MST-Nueva Izquierda) objetó el incremento ante la Justicia.

Mántaras hizo lugar al recurso de amparo y frenó el aumento. La tramitación del expediente se prolongó por meses, durante los que se exigió a Sbase que informara los cuadros de costos que motivan el alza del precio. El viernes pasado, finalmente, la suba fue autorizada a cambio de mantener una tarifa social.

De esta manera, el martes próximo debutará en el subte el abono social, dirigido a grupos de población vulnerable y que respetará una tarifa por viaje de $ 2,50. Según determinó luego el gobierno porteño, a través de Sbase, la tarifa social estará destinada a beneficiarios de planes sociales otorgados por la Ciudad, del plan Jefes y Jefas de Hogar de la Nación, desempleados, personas con ingresos familiares inferiores a la canasta básica, indigentes, beneficiarios del subsidio por la tragedia de Cromagnon, ex combatientes de Malvinas y otros grupos que normas locales identifiquen como vulnerables.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.