Suscriptor digital

Maldito 2013: radiografía del fatídico año que vivió Lionel Messi con las lesiones

Vamos, Messi, levántate y anda
Vamos, Messi, levántate y anda Fuente: Archivo
La Pulga, quien sufrió un desgarro, no jugará hasta el 2014; así, termina un año marcado por las lesiones; ¿cómo llegará al Mundial de Brasil?
(0)
11 de noviembre de 2013  • 12:40

La frustación de Leo, que volvió a lesionarse
La frustación de Leo, que volvió a lesionarse Fuente: Archivo

El número 13 suele estar asociado a la mala suerte (o a la yeta, para los números de la Quiniela). Quizás Lionel Messi no sea supersticioso, pero no puede negar que el 2013 fue un año negro para su físico. Con la confirmación de un nuevo desgarro, que le demandará entre seis y ocho semanas de recuperación, el astro de Barcelona y de la selección argentina dio por terminado su año futbolístico y recién volverá a las canchas en 2014. Justo ahora, con el Mundial de Brasil tan cerca…

El año de la Pulga le hizo recordar a sus inicios, cuando las lesiones llegaban con recurrencia y las recuperaciones nunca eran completa. Así, entre Barcelona y la selección argentina, Messi pasó gran parte de 2013 generando más preocupación que alegrías. canchallena.com te invita a repasar las lesiones de Leo:

2 de abril, el principio de los problemas

Fue en París, el último 2 de abril, en el empate 2-2 entre PSG y Barcelona, cuando Lionel Messi prendió la luz de alarma y tuvo que ser reemplazado. "Lesión en el bíceps femoral de la pierna derecha", fue el escueto comunicado del club.

La pesadilla acosó a Messi en el cierre de la temporada 2012/2013. Después de la lesión, La Pulga paró tres partidos y recién pudo regresar en la derrota 4-0 ante Bayern Munich, en semifinales de la Champions. Para peor, en mayo, se retiró del campo de juego a los 22 minutos del segundo tiempo en un partido ante Atlético de Madrid, con un diagnóstico de decía: "Elongación del bíceps femoral de la pierna derecha". Con Barcelona campeón local, logró volver a media máquina.

En la selección, aunque ya estaba recuperado, prefirieron no forzarlo. Fue suplente ante Colombia y Ecuador por la doble fecha de eliminatorias de junio y en los dos partidos entró para jugar sólo media hora. Después, fue titular con Guatemala, en un amistoso.

Vacaciones que no ayudaron

En la pretemporada, lejos de descansar, no detuvo el ritmo. Los compromisos solidarios y comerciales pusieron en jaque sus vacaciones y lo hicieron rebotar por Medellín, Lima y Chicago. En el medio, también fue modelo de Dolce Gabbana en Milán y visitó Senegal junto a su fundación. Después de sumar 40 mil kilómetros en al aire, se fue sólo una semana a Ibiza con Antonella y Thiago.

La pretemporada, entre los goles y pocos minutos

Los partidos de pretemporada sirvieron para que juegue en cuentagotas, pero, al menos, mantuvo su ritmo goleador. 45 minutos ante Valerenga (un gol), más minutos contra Lechia Gdansk y Santos (un gol en cada partido), y un poco más con Tailandia (dos goles). Pero ahí dijo basta. Ausente ante Malasia XI, también faltó al partido de la selección ante Italia. El nuevo parte médico: contractura en el cuádriceps. Por eso, viajó a Roma pero sólo visitó al Papa Francisco en el Vaticano y se bajó del amistoso.

Lesión de temporada I

Messi sufrió su primera lesión de la temporada 2013/2014 en el debut oficial de Barcelona, en la final de la Supercopa de España. La Pulga tuvo que salir en el entretiempo del partido ante Atlético Madrid (1-1). Luego, el parte médico oficial arrojó: "Hematoma en el bíceps femoral de la pierna izquierda".

Lesión de temporada II

Leo no tardó en volver a las canchas, pero una nueva lesión volvió a condicionarlo. El 28 de septiembre, en un encuentro ante Almería (triunfo 2-0), Messi sufrió otro problema muscular y debió abandonar el campo de juego. ¿La lesión? "Una pequeña lesión fibrilar (desgarro) en el bíceps femoral de la pierna derecha". Por esta lesión, no pudo estar presente en los últimos compromisos de la selección argentina en las eliminatorias, ante Perú y Uruguay.

Lesión de temporada III

¿La tercera será la vencida? Esperemos. Es que ayer, a los 20 minutos de juego ante Betis (ganó Barcelona 4-1), Leo se resintió de la lesión en el bícep femoral de la pierna derecha y salió de la cancha. Los estudios confirmaron hoy el desgarro y la recuperación le demandará "entre seis y ocho semanas".

Messi volverá a jugar recién en 2014, el año del gran Mundial. Por esas casualidades, la gran final será el 13 de julio. Esperemos no ser víctimas de las supersticiones y que Leo alce la copa.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?