Suscriptor digital

Un grupo de derecha interrumpió una misa interreligiosa en la Catedral

Una mujer intenta persuadir a los manifestantes de ultraderecha
Una mujer intenta persuadir a los manifestantes de ultraderecha
Era una ceremonia en recordación de La Noche de los Cristales Rotos
(0)
13 de noviembre de 2013  • 00:03

Con rezos en voz alta, un grupo de jóvenes fundamentalistas católicos interrumpió ayer una misa interreligiosa que se llevaba a cabo en la Catedral de Buenos Aires en recuerdo de "La Noche de los Cristales Rotos", una de las fechas simbólicas que representan el repudio a la barbarie nazi.

En actitud provocativa, a los gritos, el grupo de ultraderecha, compuesto por varios jóvenes de aproximadamente 25 años y dos hombres mayores, impuso sus rezos para impedir el normal desarrollo de la ceremonia de conmemoración. Durante media hora, pese a los fuertes reclamos de los asistentes, que les gritaban "nazis", los interruptores no declinaron en su actitud. Fue la presencia de la Policía la que los convenció de abandonar la Catedral.

Pese al gran tumulto, la ceremonia se llevó a cabo.

Los manifestantes repartieron volantes que rezaban frases como: "Fuera adoradores de dioses falsos del templo santo" y "los pastores que llevan a los hombres a confundir el dios verdadero con dioses falsos son lobos".

El arzobispo de Buenos Aires, monseñor Mario Poli, pidió al grupo que se retirara y a los presentes que no entraran en la "provocación", en el acto del que participan autoridades diplomáticas, de organizaciones judías y representantes de credos cristianos.

Repudio

El presidente de la DAIA, Julio Schlosser, afirmó a la Agencia Judía de Noticias (AJN) que los que generaron los disturbios "son hordas nazis que no quieren vivir en un país en paz".

"Venir a un acto de recordación, donde estamos todos compungidos recordando 6 millones de hermanos, entre ellos un millón de chicos que fueron asesinados por las hordas nazis, como estos que están acá, indica que no entienden la comprensión y no quieren vivir en un país en paz", expresó el dirigente, y agregó: "Ellos lo que quieren es otra cosa, por lo tanto debemos excluirlos. Eso no es el reflejo de la sociedad Argentina, pero sí son hordas asesinas cargadas de odio".

Santiago Kuperwajs, uno de los organizadores de la ceremonia, aseguró que no se pudo identificar al grupo. "Resulta incomprensible que en una noche de paz, con un mensaje papal, se hayan producido agresiones, no había motivo", afirmó Kuperwajs.

Fuente: DyN

"Me llamó la atención de la juventud, eran chicos de menos de 25 años, con dos líderes más grandes. Yo no diría que son católicos, sino fanáticos fundamentalistas", señaló.

La jornada había sido organizada por la Comisión de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso de la Arquidiócesis de Buenos Aires y la Comisión de Diálogo Interconfesional de B'nai B'rith Argentina, y se preveía la participación de los representantes de la Iglesia Luterana Unida, la Iglesia de los Discípulos de Cristo, la Iglesia Católica Apostólica Romana, la Iglesia Dinamarquesa, la Iglesia Evangélica Metodista y las reflexiones estarían a cargo de Poli y del rector del Seminario Rabínico Latinoamericano, Rabino Abraham Skorka.

En la noche del 9 al 10 de noviembre de 1938, las SA iniciaron un pogromo en todo el territorio del Tercer Reich, con la profanación de sinagogas y destrucción e incendio de las instituciones y los comercios pertenecientes a judíos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?