Suscriptor digital

Un líder lefebvrista defendió la irrupción del grupo fundamentalista en la Catedral

"No podemos aceptar que se haga otro culto en una iglesia católica", dijo Christian Bouchacourt al justificar el accionar de ultraconservadores en el acto de conmemoración de "La Noche de los Cristales Rotos"
(0)
13 de noviembre de 2013  • 17:51

El jefe lefebvrista regional Christian Bouchacourt reconoció hoy que un grupo de esa congregación ultraconservadora católica interrumpió anoche el acto interreligioso por "La Noche de los Cristales Rotos" que se celebraba en la Catedral metropolitana.

"Los conozco y entiendo la reacción que tuvieron. Lo que pasó no fue el deseo de hacer una rebelión, sino de manifestar nuestro amor a la Iglesia católica", dijo Bouchacourt, superior del Distrito de América del Sur de la Fraternidad Sacerdotal San Pío X. Así se refirió a la reacción que tuvo anoche un grupo de fundamentalistas que anoche repudió la conmemoración del inicio del Holocausto judío. Los hechos fueron repudiados por distintos sectores religiosos y políticos.

"Fue un modo de protestar pacífico", sostuvo en declaraciones a radio La Red el referente del grupo que intentó impedir el acto judeo cristiano en el templo porteño. El acto ecuménico y conmemorativo se realiza en la Catedral de la ciudad desde hace cuatro años

Bouchacourt insistió en justificar la irrupción en la catedral de Buenos Aires, al afirmar que "las iglesias son hechas para el culto católico". "No se celebra una misa en una sinagoga o en una mezquita. De la misma manera nosotros, que somos católicos, no podemos aceptar que se haga otro culto en una iglesia católica", subrayó.

Al ser consultado si esta posición no va en contra de la prédica del papa Francisco , el religioso ultraconservador criticó: "Yo reconozco la autoridad del Papa, pero él no es infalible. En este caso, hace cosas que no podemos aceptar".

El pasado lunes, Francisco había manifestado que los judíos son "hermanos mayores" de los cristianos.

La Fraternidad Sacerdotal San Pío X continúa las enseñanzas de Marcel Lefebvre, el fallecido obispo francés fundador de esta hermandad y declarado en rebeldía tras desconocer el Concilio Vaticano II.

Rechazo de distintos sectores

Desde varios sectores religiosos repudiaron el accionar del grupo lefrebvista. El sacerdote Fernando Giannetti, de la Comisión Arquidiocesana de Ecumenismo y Diálogo Interreligioso, replicó a Bouchacourt al asegurar que el acto en la Catedral no fue una misa sino la "conmemoración del inicio de una tragedia".

"No fue una misa, ni una liturgia, ni una paraliturgia. Ellos (los lefebvristas) lo saben bien y no son ingenuos. Esto tuvo otra intencionalidad", advirtió en declaraciones a la agencia DyN.

"Hace más de 15 años que cristianos y judíos recordamos juntos en distintos templos católicos esta fecha y fue el cardenal Jorge Bergoglio, hoy Papa, quien nos autorizó las últimas veces a realizar esta conmemoración en la catedral", precisó.

El subsecretario de Derechos Humanos del gobierno porteño y presidente del Museo del Holocausto, Claudio Avruj había manifestado ayer: "Como comunidad judía se toma esto como un hecho claramente antisemita, intolerable e impensable para la Argentina de hoy, máxime teniendo las enseñanzas del papa Francisco".

Por su parte, la Alianza Cristiana de Iglesias Evangélicas de la República Argentina (Aciera) señaló: "Repudiamos estos actos de violencia y destrozo que sensibilizan a la comunidad de fe que se reúne en ese templo".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?