Suscriptor digital

Ishii impugnó la lista K y habla de "golpe al PJ"

Denunció irregularidades y pidió no quedar fuera de la pelea partidaria
Jesica Bossi
(0)
15 de noviembre de 2013  

Enfurecido por la amenaza de quedar fuera de carrera, Mario Ishii se vuelve, minuto a minuto, cada vez más antikirchnerista. El ex intendente de José C. Paz, un hombre que supo ser incondicional de Olivos y fue elegido senador provincial por la boleta oficialista hace menos de un mes, impugnó ayer en la Justicia la lista que encabeza Fernando Espinoza para presidir el PJ bonaerense.

Por estas horas, la Junta Electoral del partido comenzó a analizar la documentación que acompañó Ishii para su postulación y ponía el ojo, como primer paso, en si se cumple con los pisos de representación de las listas por sección electoral. Además, quedaba pendiente la engorrosa tarea de revisar la presentación de avales, cuya exigencia es del 2% del padrón de afiliados, es decir, casi 28.000, para respaldar la nómina provincial.

El cacique paceño fue el único que se animó a darle batalla a Espinoza, el intendente de La Matanza, que trabajó para coronarse como líder, pese a la resistencia de algunos de sus pares que preferían a Daniel Scioli y los cortocircuitos con un sector del kirchnerismo que fogoneó otras opciones.

"Esto es una dictadura partidaria. Dieron un golpe al PJ, los mandatos vencieron, está cerrado hace cuatro años. ¿Para qué lo quieren?", disparó Ishii, en diálogo con LA NACION. Después de hacer una presentación judicial para que se suspendan las elecciones por supuestas "irregularidades" en la convocatoria y el estatus legal del sello, ayer sumó otro reclamo. Según dijo, elevó un escrito ante los jueces electorales María Romilda Servini de Cubría -en Capital- y Manuel Blanco -en La Plata- para denunciar que la lista oficial no respetó "en tiempo y forma" el plazo de presentación. "Eran las dos de la madrugada y la estaban armando. La mandaron a Olivos para que la corrijan", completó.

Ayer, seguidores de Ishii estuvieron en la puerta de la sede del PJ, en Matheu 130, en una especie de vigilia a la espera de una definición que quizá no sea inminente. Hay margen para expedirse hasta el 27 sobre la lista PJ de Todos, como la bautizó el senador. Es más: puertas adentro del partido, la postura está dividida. Mientras el gobernador Scioli cree que habría que habilitarlo para contestarle con una victoria, otros, más legalistas, prefieren ajustarse al reglamento.

De diálogo fluido con Sergio Massa, el último verdugo del kirchnerismo, Ishii coquetea con el líder del Frente Renovador, pero niega un acuerdo subterráneo. "No hice ningún arreglo, pero sí me va a apoyar gente del Colorado [Francisco de Narváez], de Massa, algunos del Frente para la Victoria", enumeró, aunque, consultado, no especificó nombres. "Acá no te dejan participar. Se manejan con el dedo. No sé si Cristina está al tanto, pero La Cámpora estaba supervisando todo", relató.

Con estilo frontal y exótico, siempre envuelto en un poncho punzó, no es la primera vez que el ex intendente se desmarca. En 2011, enfrentó a Scioli en las primarias para la gobernación. Esa vez sí tenía la venia de la Presidenta. "Lo dejaron fuera de todo", interpretó un dirigente de su entorno, para explicar su cruzada. Ishii dice que siempre está en el mismo lugar, que es el PJ. "Yo no me moví", insistió.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?