Suscriptor digital

La militancia busca dar muestras de unidad y fuerza tras la derrota

Celebra dos congresos kirchneristas y un acto en parque Lezama, hoy, por el Día del Militante
Gabriel Sued
(0)
17 de noviembre de 2013  

A la espera del regreso a la actividad de Cristina Kirchner , las agrupaciones de militancia más cercanas a la Casa Rosada empezaron a reagruparse para afrontar la próxima etapa política, la de los últimos dos años de su gobierno. Entre ayer y hoy, casi todos los sectores del kirchnerismo más orgánico harán una demostración de fuerzas y de organización, por primera vez después de la derrota del 27 de octubre .

En el mismo fin de semana, justo el anterior al retorno de la Presidenta, habrá dos grandes congresos kirchneristas: el del Movimiento Evita y el de la Corriente Nacional de la Militancia. El combo se completa hoy con un acto en el parque Lezama por el Día del Militante , manifestación que tiene entre sus principales convocantes a La Cámpora.

En ninguna de las reuniones habrá menciones concretas a las próximas elecciones presidenciales, pero los encuentros se producen cuando en el oficialismo comienza a levantar vuelo un sector que impulsa la candidatura presidencial de Daniel Scioli.

Como contraposición a los avances de ese sector y a la exteriorización de los sueños presidenciales de otros dirigentes oficialistas, las agrupaciones que conforman Unidos y Organizados (UyO) plantean la necesidad de reafirmar el poder de la Presidenta y de ratificar que será ella la que defina el camino de la sucesión. Eso sí, algunos también analizan ir un paso más allá: advertir de entrada que el candidato debe decidirse en las PASO.

Por ahora, sin embargo, prevalece el discurso de concentrar todo el poder en la Presidenta. "Hay que fortalecer un espacio político para que eso luego derive en la designación de un candidato capaz de continuar el proyecto después de 2015", dijo a LA NACION Agustín Rossi, ministro de Defensa y líder de la Corriente Nacional de la Militancia. La agrupación, que reúne a dirigentes de distintas fuerzas kirchneristas, realizó ayer en Rosario su segundo congreso federal.

El encuentro lo cerró el secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini, interlocutor estrella del kirchnerismo no peronista. El funcionario aclaró allí que su presencia no fue casual: "Vine a buscar caras y figuras que defiendan al gobierno de Cristina Kirchner en sus dos últimos años", dijo.

Casi en simultáneo, el Movimiento Evita comenzó las deliberaciones de su cuarto congreso nacional, que terminará hoy, en la Universidad Nacional de San Martín. Es un encuentro del que participan más de 2000 militantes de todo el país y en el que se debate la necesidad de que se profundice el modelo que encabeza Cristina Kirchner. "Este proyecto tiene un solo camino, que es avanzar", dijo a LA NACION el diputado provincial Fernando "Chino" Navarro.

El referente del Evita coincidió con Rossi en que hay que darle más poder a la Presidenta. Pero consideró que para eso es necesario "un mayor protagonismo popular". Hizo alusión así a uno de los ejes centrales del congreso de su agrupación, que se propuso fortalecer la Confederación de Trabajadores de la Economía Popular (CTEP), una de las mayores apuestas del Evita.

Pese a que la candidatura de Scioli no es del agrado de ninguna de las agrupaciones de UyO, el referente de otra organización aclaró que desde el kirchnerismo más orgánico no se va a forzar una decisión de la Presidenta.

Las manifestaciones desde abajo son sutiles, pero no invisibles. En el búnker de la derrota, en la noche del 27 de octubre, el gobernador más aplaudido fue el entrerriano Sergio Urribarri. El hotel HN Tango estaba colmado de dirigentes de La Cámpora, muchos de los que hoy celebrarán el Día del Militante en el parque Lezama. Quizás allí haya alguna otra señal para el futuro cercano.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?