Suscriptor digital

Cartas de los lectores

Humildad y decisión; Presos sin atención; Vandalismo; Tráfico de fauna; Los pecados; Bares en las plazas; Psicooncología; Limpiemos los trenes; Más servicios
(0)
18 de noviembre de 2013  

HUMILDAD Y DECISIÓN

La lucha contra el narcotráfico, que tantas vidas juveniles se cobra, no admite postergaciones. Señora Presidenta, esto no es el Indec, esto es exterminante. Acá están en juego las vidas de niños, adolescentes, jóvenes. Para vencer a los traficantes debe equipar a las Fuerzas Armadas. El Ejército, la Fuerza Aérea y la Armada en los ríos y mares, junto a Prefectura, Gendarmería y policía. Por supuesto que para tomar este curso de acción se requiere humildad. El pueblo va a tener muy en cuenta ese gesto.

No permitamos que esto lleve más tiempo, está en juego la permanencia de la democracia y la vida de mucha gente. Lamentablemente, no nos queda otra opción ante tanta degradación. Si no, nos pasarán como alambre caído. Y creo que eso no es lo que el Gobierno quiere para nuestra república.

Juan José Esteves

estvesjj@hotmail.com

PRESOS SIN ATENCIÓN

Coincido plenamente con la carta del señor Juan Alemann, sobre todo en lo que respecta a las condiciones de vida en los penales donde se encuentran alojados cientos de militares y algunos civiles. No sólo soportan frío y calor extremo, la comida es desastrosa y sólo los que reciben visitas tienen la posibilidad de comer bien, gracias a lo que les llevan sus familiares y amigos. Pero lo peor de todo es la casi nula atención médica, si se tiene en cuenta que son personas, casi en su mayoría, mayores de 60 años. Los medicamentos "genéricos " que les proporcionan para controlar la presión arterial, por ejemplo, son de tan mala calidad, que no hacen efecto. También hay que llevárselos.

Esta situación se está tornando insostenible, y ya han fallecido más de 220 personas en cautiverio.

Mercedes Gamboa

matildav@hotmail.com

VANDALISMO

Desde hace algún tiempo venimos observando su crecimiento incesante. Ahora raya el límite de lo tolerable y entonces preocupa pensar cuál es el posible y necesario freno para que las actitudes propias de vándalos no se conviertan en agresiones mayores. Al vándalo se lo define como aquel que "comete acciones o profesa doctrinas propias de gente inculta, forajida o desalmada".¿No es eso lo que vemos y sufrimos en calles y veredas todos los días? Desde los alumnos al salir de las escuelas hasta personas que circulan en bicicletas o motocicletas por las veredas; desde transportistas que descargan mercadería en cualquier lugar y horario hasta automovilistas que cruzan sus vehículos con semáforos en rojo. Los conductores de colectivos merecen un capítulo aparte, aunque a algunos les corresponde la misma definición. Y tienen responsabilidades mayores.

¿Podrán las escuelas comenzar a impartir, como una asignatura más, el importante sentido del respeto por el prójimo? Hay que sembrar para cosechar, aunque ello lleve tiempo. Quizás entonces del vandalismo pasemos a una adecuada cultura ciudadana.

Jorge Lo Valvo

DNI 5.999.493

TRÁFICO DE FAUNA

Por fin se vigilarán las fronteras y el comercio por Internet, a fin de controlar el tráfico ilegal de dólares y de drogas.

Por favor, que se ocupen también del tráfico de fauna, que sucede por los mismos medios ante los ojos de quienes tienen el poder de policiía para frenar los delitos.

Daniela Oliveira

DNI 27.146.734

LOS PECADOS

En su artículo publicado el 14 del actual, titulado "La revolución moral del papa Francisco", el doctor Mariano Grondona incurre en un error que estimamos necesario corregir porque del mismo, en su interesante texto, llega a conclusiones equivocadas que pueden confundir a los lectores. El error consiste en confundir pecador con pecado. Señala que Dios tiene "la disposición para perdonar a todos los pecadores", y repite las palabras del Papa que dice que "todos somos pecadores, pero corruptos no", destacando la dureza del Papa al tratar el pecado de corrupción. Grondona llega a la conclusión de que en la visión papal existen solo dos clases de pecados: por un lado los "pecados comunes (mortales y veniales), todos lavables por el perdón de Dios, y por el otro un solo pecado, la corrupción, en última instancia imperdonable".

La moral es una sola sin cambios futuros previstos porque no está en las manos de los hombres cambiar los designios de Dios. Dios perdona todos los pecados a quienes se arrepienten, piden perdón y prometen salir de esa situación de pecado, sea éste el que sea, incluyendo el pecado de corrupción. Sólo la soberbia del que no se "reconoce pecador" minimizando lo que se le acusa es el único pecado sin perdón. Es el pecado "contra el Espíritu Santo" que Dios, respetuoso de la libertad del hombre, no puede perdonar.

Además, la preocupación del Papa por los pobres y excluidos simplemente actualiza y pone en práctica lo que Jesús predicó y que ha sido una preocupación de la Iglesia a lo largo de su historia. Quedémonos tranquilos. El papa Francisco no va a cambiar la moral ni producir ninguna revolución. Sólo se ocupa de reafirmar entre nosotros la voluntad de Dios.

Juan León

Ex presidente del Secretariado para la Familia del Episcopado Argentino.

DNI 93.249.886

BARES EN LAS PLAZAS

¿Qué mejor lugar que una plaza para poner un bar? ¿Quién puede dudarlo? Contarán con baños públicos (¿o serán "solo para clientes?"), camiones proveedores, cajones y depósitos de basura. Crecerán como crecen todos los edificios con espacio alrededor. Abundan los antecedentes. Los bosques de Palermo han sido invadidos permanentemente por los sucesivos gobiernos de la ciudad, violando disposiciones vigentes. En los últimos años las 720 hectáreas originales del parque se redujeron a 120 libradas al público. El último caso –denunciado por los Amigos del Lago de Palermo– es generar "un nuevo polo gastronómico" en el Paseo de la Infanta. Otro caso bastante reciente fue construir sucursales bancarias de hormigón armado, estilo Banco de Londres, en las plazas porteñas. El autor de la idea fue el intendente Suárez Lastra(1987-1989). Los edificios fueron construidos y acertadamente demolidos pocos años después. Extendiendo un poco estas propuestas, todo debería ser instalado en las plazas, hasta completar su desaparición...

El espacio abierto no es percibido como una presencia (precisamente de vacío) sino como una carencia: "¿Que podríamos poner allí?" es la pregunta. Pero el espacio habitable necesita vacíos, plazas, verdes, juego de niños. En nuestra ciudad hace falta más espacio "vacío" y no menos. A la salida del cine necesitamos dirigir la vista al cielo y respirar profundo.

Quizá sea por eso que los porteños necesitamos tanto de las "escapadas": sólo se escapan los prisioneros.

Arq. Rodolfo Livingston

supernova@house.com.ar

PSICOONCOLOGÍA

Padecí un episodio oncológico, y deseo resaltar los resultados sobresalientes de esa disciplina llamada psicooncología, que complementó a la cirugía y la quimioterapia. Asimilar y afrontar el diagnóstico de la enfermedad, el control de los pensamientos negativos, el sentimiento de indefensión y sufrimiento, el mejoramiento de la calidad de vida, son algunos de los múltiples aspectos que requieren de las técnicas de excelencia de este saber y sus profesionales, junto con la calidad humana expresada en el consuelo. Resultan imprescindibles en la angustiante y, por momentos, desesperante espera de la frase tan anhelada: "Ya estás curado", expresión literal de mi exitoso oncólogo, el doctor Guillermo Puricelli en octubre pasado. Me resta agradecer a la licenciada Noemí Teresa de Lojo.

Alberto Sergio Gómez

DNI 12.476.680

LIMPIEMOS LOS TRENES

Mucho se ha escrito sobre el tema y parecería que el Gobierno ha encarado su recuperación. El ministro del Interior ha hecho pública la adquisición de material rodante nuevo que tardará todavía varios meses en ponerse en servicio, pero esto solo no es recuperarlo. En el mientras tanto, todas las noches, por qué no empezar por la limpieza, una esponja, agua y detergente, limpiar las paredes, los techos, los pisos, los vidrios, sacar los grafitis, poner orden y autoridad; el personal que opera las puertas está vestido con un pulóver color gris que apenas si se lee en el frente del mismo "línea Mitre" y está confundido como un pasajero más. Antes usaban uniforme y gorra para poder identificarlos y respetarlos.

En vagones que no son furgón entran personas con bicicletas, que molestan al resto del pasaje y el "guarda", si es que todavía se los llama así, no les dice nada. Hay pasajeros que fuman y tampoco les dice nada; no hay ningún control de boletos ni arriba del tren ni en las estaciones.

La mejora del ferrocarril no se limita a nuevo material rodante, ya que si nada cambia los nuevos vagones, una vez en servicio, estarán igual que éstos en muy poco tiempo, por falta de orden, autoridad, control y limpieza. ¿O será que poner orden y autoridad en el tren también lo consideran "represión"?

Roberto Arostegui

DNI 4.753.044

MÁS SERVICIOS

Es sabido por todos que el Estado nacional subsidia el transporte público en beneficio de los ciudadanos. Sin embargo, vemos que después de las 22 horas disminuyen las frecuencias de las distintas líneas, sin mencionar los fines de semana, en los que prácticamente no hay servicios regulares. Por tal motivo, las autoridades respectivas deberían rever estos subsidios o fiscalizar el cumplimiento de los servicios, pactado como contraparte del subsidio otorgado; a toda hora y los siete días de la semana.

Daniel Hernando

delmagu04@hotmail.com

En la red

La seguridad del Papa

Facebook

  • "Se sabe que está en peligro desde que fue elegido, es un fuera de serie, recemos por él"

    Ana María Fernández
  • "Que Dios y la Virgen lo protejan ya que es el único capaz de devolverle sus raíces a la Iglesia Católica"

    Estefanía Panza March
  • "Santo Padre, por favor ¡cuídese! No lo haga sólo por usted, sino también por el pueblo de todas las naciones, que lo necesitan y lo quieren. Moriríamos de dolor si algo le pasa en estos momentos tan difíciles que vivimos"

    Alicia Frías Fanciotti
  • A los lectores: los textos destinados a esta sección no deben exceder las 15 líneas o los 1100 caracteres. Debe constar el nombre del remitente, firma, domicilio, teléfono y número de documento. Por razones de espacio y de estilo, LA NACION podrá seleccionar el material y editarlo. Los mensajes deben enviarse a: cartas@lanacion.com.ar o a la dirección: Av. Del Libertador 101, Vicente López (B1638BEA) Buenos Aires, Argentina

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

    Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?