Antes de fin de año, comenzarán a extender la AU Illia

Unirá el corredor norte hasta la avenida Cantilo; se terminaría en seis meses
Mauricio Giambartolomei
(0)
29 de noviembre de 2013  

Antes de fin de año, el gobierno de la ciudad de Buenos Aires retomará los trabajos para culminar la traza de la autopista Illia hasta su unión con la avenida Cantilo en el denominado corredor norte de la ciudad.

Luego del anuncio del acuerdo al que se arribó con el gobierno nacional para correr el cerco perimetral del aeroparque Jorge Newbery, en el Ejecutivo porteño confiaron que los trabajos podrán estar listos en seis meses. El eje de la autopista Illia con la avenida Cantilo y la avenida General Paz es considerado de vital importancia para descomprimir el tránsito que sale de la ciudad hacia el Norte.

Si bien ayer se iniciaron los trabajos preliminares de acopio de material y preparación de la zona, aún no hay una fecha definida para comenzar con el corrimiento del cerco del Aeroparque.

Fuentes del gobierno de la ciudad indicaron que sólo faltan construir 1100 metros de autopista.

La obra está parada desde abril por la negativa del gobierno nacional de autorizar el corrimiento del cerco de la aeroestación. De los tres kilómetros que comprenden la prolongación de la autopista hasta su conexión con Cantilo, la mitad ya está construida. Corresponde al tramo que va desde la avenida Sarmiento hasta poco antes de la avenida de los Ombúes, mientras que otros 400 metros están finalizados a la altura de la cabecera norte de la pista de la aeroestación.

El trayecto pendiente tiene una longitud de 1100 metros y se ubicará en el espacio que hay entre los hangares de aeroparque y las vías del ferrocarril Belgrano Norte.

"Esta obra será un alivio para los vecinos que salen hacia el Norte", dijo a LA NACION el jefe de Gabinete porteño, Horacio Rodríguez Larreta. Y agregó: "Espero que tengamos la oportunidad de trabajar juntos en estos temas que nos corresponden a ambos gobiernos para poder seguir solucionando y mejorándole la vida a la gente".

Entre las tareas que ya fueron finalizadas se encuentran la capa de pavimento asfáltico, muros construidos a ambos lados, rejas colocadas sobre los muros, el montaje de las columnas de iluminación, la construcción de dos puentes ferroviarios para el Belgrano y el enlace de la futura Illia con Cantilo.

En 2012, Autopistas Urbanas (AUSA) habilitó el tránsito del tramo comprendido entre las avenidas Salguero y Sarmiento, con lo que los automovilistas pasaron a tener dos alternativas de salida por la Illia en sentido hacia el Norte: la original de Salguero y la nueva hacia Sarmiento. Con la culminación de la extensión se cree que los tiempos de los usuarios se acortarán entre 20 y 25 minutos porque se mejoraría la fluidez del tránsito.

Según el sistema Inteligente de Tránsito de AUSA, el promedio diario de la Illia es de 82.000 vehículos, con 52.000 en sentido al centro y 30.000 rumbo al Norte.

El jefe de gobierno porteño, Mauricio Macri, dijo haber hablado del tema con la presidenta Cristina Kirchner a fines de 2012.

"Éste es un compromiso que había asumido la Presidenta con el jefe de la ciudad y se ha resuelto definitivamente el tema para que comience la obra", señaló el ministro del Interior y Transporte, Florencio Randazzo, el miércoles, al oficializar la autorización para correr el cerco del Aeroparque.

El mensaje fue bien recibido en las áreas del gobierno de la ciudad involucradas en el proyecto. "Es una obra que tendrá un impacto positivo en todos aquellos usuarios que toman el corredor norte. Será de gran utilidad", sintetizó Daniel Chaín, ministro de Desarrollo Urbano.

El objetivo principal de esta obra, plantean puertas adentro del macrismo, es profundizar la política de ordenamiento del tránsito urbano, ya que les permitirá a los automovilistas llegar a la General Paz sin pasar por las calles internas de la ciudad. Esa maniobra hoy resulta imposible, ya que es necesario bajar a Costanera para realizar el empalme entre Illia y Cantilo.

También se integrarían otras obras que ya fueron terminadas, pero que aún no pueden ser utilizadas por la paralización en la Illia. Se trata de la renovación total del Aeroparque, el corrimiento en dirección al río de la avenida costanera Rafael Obligado y la ampliación de la playa del Club de Pescadores.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.