Suscriptor digital

De la Rúa asume la Presidencia

El presidente jurará ante la Asamblea Legislativa a las 9.30;luego pronunciará su discurso;Menem le transmitirá el mando dos horas más tarde; luego habrá una sesión especial en el Congreso para aprobar la nueva ley de ministerios
(0)
10 de diciembre de 1999  

Fernando de la Rúa asumirá hoy la Presidencia de la Nación y pondrá fin a algo más de una década ininterrumpida de gobierno justicialista.

Será el tercer traspaso del mando desde la restauración democrática y De la Rúa ejercerá el cuarto período presidencial, después de Raúl Alfonsín y de Carlos Menem, quien se sucedió a sí mismo en 1995.

De la Rúa y Carlos "Chacho" Alvarez jurarán como presidente y vicepresidente a las 9.30 ante la Asamblea Legislativa. Luego, el presidente pronunciará su discurso a la Nación. Su hermano Jorge terminaba anoche la redacción de esas palabras, que se limitarán a un trazado de los lineamientos filosóficos de la administración entrante y a referencias sobre la herencia que recibe. De la Rúa desechó en los últimos días su idea de incluir anuncios concretos.

Como presidente en ejercicio, recorrerá en un Cadillac descapotado las cuadras que unen el Congreso con la Casa Rosada, por Avenida de Mayo, de contramano. La Alianza espera que una multitud reciba la llegada del presidente en la Plaza de Mayo. A las 11, Menem traspasará el mando en el Salón Blanco. De la Rúa asumirá el Gobierno con dificultades financieras y políticas, como lo demuestra el fracaso del principal objetivo que se había fijado para la transición, la aprobación del presupuesto.

Aunque el PJ en el Senado aceptó votar el compromiso federal fiscal propuesto por la Alianza, el bloque de ese partido en la Cámara de Diputados se negó a aprobar la reforma impositiva con la que la Alianza esperaba paliar el déficit del año próximo, por lo que fracasó el tratamiento del proyecto de presupuesto.

De la Rúa gobernará con un peronismo fuerte en el Senado, donde conservará la mayoría hasta el 2001, y en las provincias (gobierna 14 de 24 distritos).

La víspera de la asunción fue sacudida, además de esas turbulencias políticas internas, por la fuga del país del ex militar golpista paraguayo Lino Oviedo.

Las dificultades en el Congreso obligarán a una inusual sesión de emergencia en la Cámara de Diputados, prevista para después de la jura presidencial, en la que será aprobada la nueva ley de ministerios.

La norma permitirá que, por la tarde, asuman los diez ministros del nuevo gobierno. Dos de ellos estarán al frente de carteras recién creadas.

ADEMÁS
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?