A 20 años de su muerte, difunden una entrevista inédita a Pablo Escobar

El temible jefe del Cartel de Medellín había hablado con la periodista Yolanda Ruiz desde la clandestinidad, en una conversación que fue censurada; hace dos décadas fue abatido en su feudo
(0)
2 de diciembre de 2013  • 08:54

El 2 de diciembre de 1993, el capo narco colombiano Pablo Escobar fue abatido sobre el tejado de una casa de Medellín, cuando intentaba huir de la policía. Un día después de cumplir 44 años, el líder más temible del Cartel de Medellín encontró la muerte, después de una vida con excesos de violencia, dinero y poder.

Pasaron veinte años desde que Colombia se paralizó ante una de las noticias más impactantes de su historia, sobre un personaje que aún sigue despertando su atención. El viernes pasado, en las vísperas del aniversario de su muerte, la radio RCN de Colombia difundió por primera vez una entrevista que la actual directora de la emisora, Yolanda Ruiz, le realizó a Escobar en agosto de 1988.

Desde la clandestinidad, el poderoso narcotraficante aseguró en la entrevista de 13 minutos que "los dineros calientes" del narcotráfico habían penetrado completamente al Estado colombiano a través del sector económico.

"Cuando el mismo Estado y el mismo Gobierno recibe los impuestos que pagan los comerciantes de drogas prohibidas entonces está aceptando lo que la prensa y a veces la gente llamaría los famosos dineros calientes", dijo Escobar, que llegó a ser considerado por la revista Forbes como uno de los hombres más ricos del mundo.

"Lo que yo veo es que todas estas personas que son sindicadas públicamente de pertenecer al narcotráfico son realmente las únicas personas que están invirtiendo en el país, es decir las únicas personas que están dando trabajo al pueblo de Colombia, mientras los demás sectores de la economía están sacando su dinero a cuentas en el extranjero, estas otras personas están invirtiendo, están generando trabajo para el pueblo de Colombia", argumentó.

"Soy inocente"

Durante la entrevista, Escobar, que ha contado con sicarios para ejecutar sangrientas muertes en Colombia, se desligó de las masacres que se producían de forma masiva en Antioquia, el departamento del que Medellín es capital y que fue su feudo.

"Soy ajeno a todas esas acusaciones que son tejidas por ciertos intereses que se han formado contra mi persona, pero todas las personas en el departamento de Antioquia saben que yo no tengo intereses de ninguna naturaleza en las regiones donde se han sucedido esas masacres", expresó. "Soy inocente de esas acusaciones y repudio todo lo que se trate de masacres y asesinatos colectivos", subrayó.

Para "El Patrón", esas acusaciones llegaron de parte de sus rivales. "Hay personas interesadas en hacerme daño y hay personas interesadas en enfrentarme con la izquierda, hay personas que cuando les conviene decir que yo estoy vinculado con la izquierda no tienen ningún límite en sus palabras para expresarlo así. También a veces me sindican de estar aliado con la derecha, de manera que no hay ninguna consistencia en estas acusaciones, unas veces soy de la izquierda y otras veces soy de la derecha y unas veces actúo contra la izquierda y otras veces actúo contra la derecha, o sea que eso no tiene ningún sentido, no tienen ningún valor jurídico", dijo.

En ese sentido, Escobar se autocalificó como "una persona respetuosa de las ideas ajenas", cuando la periodista le preguntó por sus supuestos vínculos con grupos ilegales que iban desde la guerrilla hasta los paramilitares.

Legalización

"A mí se me acusa de narcotráfico, es una actividad que por el momento, históricamente, digámoslo así, se ha declarado ilegal, es ilegal por el momento, pero a la larga y a futuro se va a demostrar que tiende hacia la legalización", advirtió el jefe del Cartel de Medellín.

A su juicio, "el problema de la legalización o el problema de la represión en la lucha contra el narcotráfico no es tan importante (...), éste es un problema más de educación y de disciplina que de legalización o represión, yo digo disciplina porque todo lo que se hace en exceso es perjudicial para la salud, inclusive el mismo ejercicio físico puede ser dañino para la salud cuando se hace en exceso".

"Soy feliz"

El líder narco concluyó la entrevista con una confesión. "Yo tengo 38 años de edad, 28 años fui pobre y me transporté en buses, de esos últimos 10 años que restan cinco años he estado en la clandestinidad y los otros cinco años los dediqué todos los fines de semana al servicio del pueblo, yo he sido un hombre que me considero feliz, siempre he estado contento, siempre he estado optimista, siempre he tenido fe en la vida porque yo pienso que en los momentos difíciles siempre aportan, aportan a la experiencia y es lo más grande que pueda tener una persona en la vida su experiencia", dijo.

Antes de concluir, la periodista le preguntó si se puede ser feliz viviendo en la clandestinidad, a lo que Escobar respondió con contundencia: "Sí, yo soy feliz porque tengo una familia a quien amo mucho y con quien comparto todo lo que tengo, esa es mi felicidad principal mi familia".

Victoria Henao Vallejo, la viuda de Pablo Escobar, y sus dos hijos, Juan Pablo y Manuela, se instalaron en 1995 en Buenos Aires, con nuevas identidades, bajo el apellido Marroquín. Cuatro años después de llegar a la Argentina, la mujer estuvo casi dos años presa acusada de lavado de dinero. Llevaba gastados más de 2 millones de dólares provenientes del negocio de la droga. En noviembre de 2005, ante la falta de acusación del fiscal del tribunal oral que la juzgaba, fue declarada inocente.

Censura

En 1988, Yolanda Ruiz estaba en medio de su programa de radio en la radio Todelar cuando recibió una llamada de un abogado, donde le decían: "Le tengo al propio. Esté pendiente en el hotel; yo la llamo". Y en efecto, la llamaron para acordar el encuentro telefónico.

"Yo trabajaba en Todelar en esa época, y la entrevista se promocionó temprano, se dijo que se tenía la primicia. Pero entre el anuncio de la entrevista y la publicación de la misma hubo una llamada, que yo no tuve claro muy bien de quién era, y se tomó la decisión –la tomaron los dueños de la empresa– de no publicarla. Fue un caso de censura", dijo Ruiz a BBC Mundo.

"Yo la dejé guardada. La tenía allí, en mis archivos personales, y ahora cuando empezamos a hablar de hacer las notas de contexto por los 20 años de la muerte de Pablo Escobar, la volví a escuchar y me pareció que era pertinente, porque había muchos temas que seguían siendo plenamente vigentes y en un momento histórico en que estamos mirando nuevamente en Colombia el fenómeno del narcotráfico y el fenómeno de Escobar", explicó la periodista.

Agencia EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.