Suscriptor digital

Renunciaron la ministra de Seguridad de Córdoba y el jefe de policía tras el acuartelamiento y los saqueos

Dejaron sus cargos por los hechos de vandalismo del martes y miércoles pasado; ayer desde Nación criticaron a las autoridades de la provincia por dar una "respuesta tardía" al reclamo
(0)
9 de diciembre de 2013  • 12:14

La ministra de Seguridad de Córdoba, Alejandra Monteoliva, presentó hoy su renuncia al cargo, en tanto que fue removido también el jefe de la Policía provincial, César Almada, tras el autoacuartelamiento policial de la semana pasada, que derivó en saqueos en la capital.

El puesto de Monteoliva será asumido por el intendente de Alta Gracia, Walter Saieg, quien dijo a radio Cadena 3 que ocupará el cargo de ministro de Gobierno y Seguridad de Córdoba.

En tanto, la jefatura policial será ocupada por Julio César Suárez, quien hasta ahora estaba a cargo de la división Caminera, informó La Voz del Interior.

Ayer, la ministra de Seguridad de la Nación, María Cecilia Rodríguez, había criticado a las autoridades de la provincia, al señalar que el gobierno de Córdoba dio una "respuesta tardía" al reclamo de su policía, y remarcó que eso "produjo el efecto repetición" en otras provincias.

"Lo de Córdoba se transformó en un serio problema de seguridad, pero tiene que ver con una discusión, inicialmente salarial, donde las partes nunca hablaron o dejaron llevar el conflicto a una situación tal que hizo que la provincia viviera en un verdadero desmán", consideró Rodríguez. Por la situación en la provincia mediterránea, la Casa Rosada y el gobernador José Manuel de la Sota cruzaron acusaciones por la presunta falta de auxilio del Gobierno nacional cuando arreciaban los saqueos la semana pasada, con el mandatario provincial fuera del país.

Tras los hechos de vandalismo de martes y miércoles, Córdoba volvió a retomar la normalidad el jueves, tras un acuerdo salarial entre las autoridades y la policía, que determinó a los uniformados regresar a las calles, con un saldo de 96 personas detenidas y más de 1.000 comercios saqueados, según la Cámara local que los agrupa.

Para mañana está prevista una reunión entre De la Sota y el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, quien había desestimado el envío de gendarmes a la provincia, al considerar que el tema debía ser resuelto "de forma exclusiva y excluyente" por los cordobeses.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?