Para la Federación de Supermercados Chinos, en los saqueos "hay mayor violencia que en 2001"

Así lo aseguró Miguel Ángel Calvete en diálogo con LA NACION; dijo que ya sufrieron 28 robos y que "no son espontáneos"; explicó el modus operandi de los saqueadores
(0)
10 de diciembre de 2013  • 20:23

Los autoservicios y supermercados chinos fueron uno de los principales blancos de ataque de los saqueos producidos en los últimos días en el marco del conflicto policial que afecta a varias provincias.

En diálogo con LA NACION, Miguel Ángel Calvete, director ejecutivo de la Federación de Supermercados y Asociaciones Chinas, contó que ya son 28 los comercios chinos saqueados en Rosario, Córdoba, el Gran Buenos Aires y Tucumán, y que en otros 30 hubo tentativas de robo.

"En estos saqueos hay mayor violencia que en 2001, porque los que roban ahora vienen organizados", explicó Calvete. "Estos robos no son espontáneos. No es gente desesperada de hambre. Son grupos que usan a la gente carenciada, los hacen funcionales a sus maniobras", añadió.

Con respecto a la organización , Calvete contó que los saqueadores tienen un "modus operandi". "Entran cuatro o cinco personas a los locales, anticipando el asalto. En 15 segundos, llegan 20 o 25 personas más. Previo a esto, hay "marcadores" que pasan en moto. Esto está muy organizado", sostuvo Calvete. Además, señaló que la situación se agrava porque, a diferencia de 2001, "en la mayoría de las zonas casi no hay policía en la calle, por lo que los comerciantes quedan librados a su suerte".

Medidas preventivas

Por otra parte, Calvete señaló que recomendaron a los locales ubicados "en las zonas más vulnerables" que tomen medidas preventivas. "Sugerimos que no tengan sobre stock, y que traten de no abrir o de trabajar a puertas cerradas. También les recomendamos, a los que pueden, que tengan seguridad privada o un sistema de alerta temprana, si cuentan con las fuerzas municipales o federales", explicó Calvete.

Además, indicó que están muy preocupados y "con mucha impotencia" porque no han recibido "respuesta por parte de las autoridades". "Hay un vacío del Estado que obliga a los comerciantes que refuercen sus rejas o que se armen", relató Calvete.

También sostuvo que, si bien en Capital Federal no se han registrado saqueos, algunos comerciantes toman medidas preventivas como atender a través de las rejas. "Se generó una psicosis que, ante los hechos, no podemos cuestionarles. Es el miedo por todo lo que pasó en estos días", explicó Calvete. Y concluyó: "Esto se podría haber evitado".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.