Suscriptor digital

La mística de Guillermo: su primer título como DT fue internacional

Guillermo, el padre de la criatura
Guillermo, el padre de la criatura Fuente: Archivo
El Mellizo tomó Lanús hace un año y medio y gritó campeón de la Sudamericana, el primer certamen continental que dirigió; como jugador, de sus 17 coronas, 10 las logró fronteras hacia afuera
(0)
11 de diciembre de 2013  • 22:55

A veces, hablar de mística copera parece exagerado. Sin embargo, en otras ocasiones no existe una frase que sintetice de un mejor modo una situación. El caso de Guillermo Barros Schelotto es perfecto para esto. Y por si quedaba alguna duda, en la noche de este miércoles 11 de diciembre, lo ratificó: desde el banco de Lanús , el Mellizo ganó la Copa Sudamericana , primer título internacional que dirige y el primero que consigue como entrenador.

Si bien deberá controlar sus reacciones, que provocaron una suspensión de cuatro partidos y lo dejaron del otro lado del alambrado en los choques frente a River (cuartos de final) y Libertad (semifinales), lo realizado por Guillermo y por Gustavo Barros Schelotto en el Granate es ejemplar.

Es espectacular lo que hicieron. Nos aportaron mentalidad ganadora, para el equipo con un 4-3-3 ofensivo en cualquier cancha y siempre busca ser protagonista

La llegada de ambos a mediados de 2012 fue una apuesta arriesgada de la dirigencia. "Al principio nos llamó la atención que ellos hayan sido los elegidos", le confiesa a canchallena.com un integrante de la Comisión Directiva del club que prefiere no dar su nombre. Y agrega: "Veníamos de una serie de entrenadores del riñón del club, como suele decirse, y en cambio ellos eran ajenos a todo lo que era y es Lanús. Pero de a poco nos taparon la boca a todos. Es espectacular lo que hicieron. Nos aportaron mentalidad ganadora, para el equipo con un 4-3-3 ofensivo en cualquier cancha y siempre busca ser protagonista, en la cancha que sea. Y su trabajo no se limita a la Primera en absoluto. Gustavo se aparece prácticamente todos los sábados en los partidos de las inferiores a charlar, a tomar mate. Son dos fenómenos. Y así como antes los mirábamos con algo de desconfianza, ahora no queremos que se vayan nunca más".

Pero la fusión entre los Barros Schelotto y Lanús también les sirvió a los mellizos. En el club del Sur, ellos encontraron paz, tranquilidad, confianza y tiempo de trabajo, aspectos que son tenidos en cuenta cada vez menos en el trastornado fútbol argentino. Entonces, ¿qué mejor para hacer las primeras armas como DT que un club estable? Y las respuestas están a la vista.

La desprolija definición del torneo Inicial , donde el Granate también es protagonista, le trastoca los planes tanto a los Barros Schelotto como al plantel. Casi sin tiempo para disfrutar, ya tienen que pensar en el domingo, donde deben ganarle a Newell´s y esperar que San Lorenzo no supere a Vélez para ilusionarse con la doble corona en un desempate el miércoles próximo.

Pero por el momento, bien vale enfocarse en lo logrado en la noche de este miércoles y disfrutar de su primer título oficial como entrenador, en el primer torneo internacional que disputa, demostrando que la mística copera está intacta.

Un ganador internacional. Guillermo Barros Schelotto consiguió 17 títulos como futbolista, 10 de ellos internacionales. Su primero como técnico fue continental.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?