Macri inauguró una réplica de las Cataratas del Iguazú en la 9 de Julio

Desde hoy en el centro porteño hay una réplica a escala de La garganta del Diablo, una de las cascadas más famosas del parque; las cataratas son una de las nuevas Siete Maravillas del mundo
(0)
12 de diciembre de 2013  • 19:20

Las Cataratas del Iguazú también son porteñas. La Ciudad de Buenos Aires inauguró una réplica a escala de las Cataratas para que más personas puedan acercarse a la experiencia de estar frente a una de las Siete Maravillas Naturales del mundo, pero sin moverse del Centro porteño.

Se trata de un monumento con forma de semicírculo que representa la potente caída del agua de las reconocidas cascadas y que, por su forma, puede identificarse con la Garganta del Diablo, uno de los saltos más famosos del parque nacional misionero, en la frontera con Brasil.

La obra está ubicada en la plazoleta Provincia de Misiones, a pocas cuadras del Obelisco y de la Casa Rosada, en la esquina de Avenida de Mayo y 9 de Julio.

En la inauguración que se realizó esta tarde, asistió el gobernador de Misiones, Maurice Closs, del jefe de Gobierno de la ciudad de Buenos Aires, Mauricio Macri; Bernard Weber, presidente de la fundación New Seven Wonders, Jean Paul de la Fuente, secretario ejecutivo de la organización mundial que coronó a las Cataratas, el ministro de Turismo de Misiones, Horacio Blodek, el subsecretario de Gestión Estratégica, Sergio Dobrusin otros funcionarios y diputados nacionales y ejecutivos de VotoCataratas, el grupo que impulsó la candidatura de la maravilla misionera.

El homenaje comenzó a ser planificado después de que el 11 de noviembre de 2011 las Cataratas fueran consagradas como una de las nuevas siete maravillas y, quienes promocionaron la candidatura del lugar, decidieron también difundir la novedosa particularidad.

"El esfuerzo había sido muy grande y empezamos a trabajar en distintas ideas para recordarle a la gente que Cataratas había sido elegida", explicó Marcelo Almada, director de Visit7Wonders, la fundación que reúne y promociona a los siete atractivos ganadores.

Así se hicieron los trámites en la Ciudad y se consiguieron los permisos para lo que finalmente se decidió que sería una réplica a escala de las cascadas. La obra fue coordinada por el arquitecto Sergio Dobrusín.

Según informó el gobierno porteño, el interior de la réplica está armado con piedra mora, la misma que se encuentra en las formaciones de las cascadas y que fue especialmente traída desde Misiones para que el monumento tenga el mismo color que el atractivo original que lo inspiró.

Además de un homenaje por su condición de única maravilla natural del mundo en Argentina, el monumento es también un sitio estratégico para el fomento de este destino turístico, que anualmente visitan cerca de un millón de turistas.

Cómo fue construido

El monumento a las Cataratas es una réplica que busca generar la sensación de estar en medio de los saltos. Seis bombas abastecerán de agua las caídas y cuatro de ellas estarán tirando agua a un ritmo de más de 100.000 litros por hora en un sistema de reciclaje.

Otras dos bombas generarán rocío, imitando el efecto que se siente al acercarse a la Garganta del Diablo.

La construcción tiene 280 metros lineales de extensión e imita las cascadas de agua. Además, el monumento incluye una pasarela por la cual el público podrá acercarse hasta la caída de agua que replica la "Garganta del Diablo", uno de los más magníficos saltos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?