Suscriptor digital

China se convirtió en el tercer país en realizar un alunizaje

El gigante asiático logró aterrizar su sonda en la Luna, después de Estados Unidos y la ex URSS
(0)
14 de diciembre de 2013  • 12:32

La sonda china no tripulada, Chang´e 3, aterrizó hoy en el cráter lunar Sinus Iridum (Bahía de los Arcoiris), convirtiéndose así en el tercer país del mundo en lograr un aterrizaje controlado en la luna, tras los estadounidenses y los rusos.

El anterior alunizaje controlado fue hace 37 años, cuando la sonda soviética Luna 24, de la extinta Unión de Repúblicas Socialistas Soviéticas (URSS), llegó el 18 de agosto de 1976, mientras que los norteamericanos no pisan el satélite natural de la Tierra desde 1972.

El suceso fue televisado por varios canales de la televisión estatal china CCTV, y duró 12 minutos en los que se vieron cómo descendió la nave describiendo una parábola hasta que se situó a unos 100 metros de la superficie del satélite, momento en el que planeó suavemente hasta posarse, sin apenas levantar polvo lunar.

La sonda había sido lanzada desde la base aérea de Xichang, al noroeste del país, el pasado 2 de diciembre, alunizando con éxito hasta el día de hoy.

Nombrada en honor a una diosa que según leyendas chinas vive en la Luna, la Chang´e 3 comenzó su trabajo y envió imágenes nítidas del satélite natural de nuestro planeta, que se encuentra en un cráter lunar con superficie llana escogido por los encargados del programa espacial chino para facilitar las operaciones de los robots, las comunicaciones y la recarga de sus baterías mediante paneles solares.

Ahora China espera poder desplegar su robot Yutu (Conejo de Jade), para explorar la superficie lunar y ser el segundo país en desplegar robots móviles en la Luna, luego de que la URSS lo hiciera hace 40 años con el Lunojod 2, en 1973.

El país asiático busca a largo plazo llevar astronautas al satélite terrestre, y aunque todavía no hay una fecha fijada para ello se espera que sea hacia 2020, época en la que China también espera tener una base espacial permanente orbitando la Tierra.

Este hecho supone un último paso en el ambicioso programa espacial de China, que es visto como una muestra del creciente poder de este país en el mundo y de sus avances tecnológicos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?