Suscriptor digital

Las diez frases más insólitas de Nicolás Maduro

Desde que tomó el lugar de Chávez, sus palabras se llenaron de misticismo, denuncias de complot y varios gaffes memorables
(0)
25 de diciembre de 2013  • 10:17

Algunos ya los llaman "maduradas", en línea con las famosas "evadas" de Evo Morales y las "piñericosas" de Sebastián Piñera . Son mandatarios cuyos discursos son esperados, pero no tanto por su contenido político sino porque, se sabe, es muy probable que dejen alguna joyita para el libro de las declaraciones insólitas o sorprendentes.

Desde el momento en que asumió como presidente interino y comenzó a hacer campaña para asumir formalmente ese cargo tras la muerte de Hugo Chávez , Nicolás Maduro demostró que su oratoria es bien distinta a la de su "padre político", un aspecto siempre destacado por amigos y rivales más allá de su contenido. Sin embargo, el actual mandatario pareció llevar el misticismo y la firme creencia de complot a un extremo, sumado a algunos gaffes memorables.

Pajarito chiquitico

En su primer discurso de la campaña presidencial, casi un mes después de la muerte de Chávez, Maduro anunció que había tenido una revelación.

"Yo entré a una capilla chiquitica esta mañana (...) De repente entró un pajarito, chiquitico, y me dio tres vueltas acá arriba. Se paró en una viga de madera y empezó a silbar, un silbido bonito. Me lo quedé viendo y también le silbé. El pajarito me vio raro. Silbó un ratico, me dio una vuelta y se fue y yo sentí el espíritu de él [Chávez]. Lo sentí ahí como dándonos una bendición, diciéndonos: «Hoy arranca la batalla. Vayan a la victoria. Tienen nuestras bendiciones». Así lo sentí yo desde mi alma", contó.

La mano de Chávez

Dios elige a su representante en la Tierra cada vez que los cardenales electores se reúnen en cónclave para elegir al jefe de la Iglesia católica. Sin embargo, este año Chávez también incidió en la elección de Jorge Bergoglio como Papa. Por lo menos así lo cree Maduro.

"Nosotros sabemos que nuestro comandante ascendió hasta esas alturas, está frente a frente a Cristo. Alguna cosa influyó para que se convoque a un Papa sudamericano, alguna mano nueva llegó y Cristo le dijo: llegó la ahora de América del Sur. Así nos parece", dijo, tras la histórica elección.

Una interpretación particular

Creyente católico, Maduro encontró una nueva manera de interpretar el Evangelio. "Cristo redentor se hizo carne, se hizo nervio, se hizo verdad en Chávez", señaló desde el Cuartel de la Montaña, donde reposan los restos de Chávez.

Chávez hasta en el subte

No sólo en los pajaritos aparece Chávez para bendecir y respaldar el gobierno de su heredero. También en los túneles del subte. Así lo quiso demostrar Maduro al mostrar una imagen muy poco clara, que para él era contundente.

"Miren esta figura que les apareció a los trabajadores. Un rostro, ¿quién está en ese rostro? Una mirada, es la mirada de la patria que está en todos lados, inclusive en fenómenos que no tienen explicación", dijo.

Penes multiplicados

Quiso citar la Biblia pero cayó en un desafortunado error. En un acto en agosto pasado, hizo referencia a un pasaje de las Santas Escrituras, y dijo: "Buscaremos escuela por escuela, niño por niño, liceo por liceo, comunidad por comunidad meternos allí, multiplicarnos, así como Cristo multiplicó los penes", deslizó. "Perdón, los peces y los panes, me perdonen la expresión", enmendó enseguida.

Veneno

El mismo día en que Chávez murió, Maduro esbozó la teoría de que "fuerzas oscuras" le habían "inoculado" el cáncer al líder bolivariano. Pese al escepticismo general que despertó esa hipótesis, el presidente redobló la apuesta tres meses después, cuando criticó el encuentro entre el presidente de Colombia, Juan Manuel Santos , y el líder opositor venezolano, Henrique Capriles , quien estaba de gira buscando aliados que se sumaran a su denuncia de fraude en la que perdió por menos de dos por ciento contra Maduro.

"Lo tengo que decir porque tiene que ver con mi vida. Llegó un grupo de expertos con un veneno y están preparados para venir a Venezuela a inoculármelo", advirtió.

Viceministerio de la felicidad

"Decidí crear el despacho del viceministerio para la Suprema Felicidad Social y lo llamé así en honor a nuestro comandante Hugo Chávez y a Bolívar", anunció a fines de octubre, desde el Palacio de Miraflores, después de varios minutos de dudas sobre el verdadero nombre del departamento.

El orwelliano nombre del viceministerio, encargado de administrar las misiones sociales, fue objeto de burlas y críticas en Venezuela y el mundo.

Millones y millonas

Acostumbrado a hablarles "a todos y a todas" y a sus "compañeros y compañeras", Maduro expresó en agosto pasado: "Tenemos una generación de oro brillando por el mundo. Hoy nuestro pueblo brilla en la política, en la cultura, en el deporte. Hoy tenemos millones y millonas de Bolívar", desatando de inmediato una ola de risas en las redes sociales.

Libros y libras

Al mes siguiente, volvió a caer en un error casi idéntico, aunque él aseguró que fue una estrategia para obtener la misma atención mediática que había obtenido con el célebre "millones y millonas".

La culpa del Hombre Araña

Al "socialismo del siglo XXI" le gusta tener enemigos claros: el principal es el imperio, pero también a algunas figuras claves del mismo. Un ejemplo es el del Hombre Araña, un personaje que, para Maduro, es cómplice de la "fábrica de antivalores" que fomenta la "violencia" entre los jóvenes de Venezuela.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?