Listre será el embajador ante Naciones Unidas

Es diplomático de carrera, amigo de Angeloz; otra señal para los EE.UU.
(0)
17 de diciembre de 1999  

Los Estados Unidos serán un blanco de importancia en la política exterior del gobierno aliancista:Fernando de la Rúa lo dejó claro ayer, al designar a otro embajador con destino allí. Se trata de Arnoldo Listre, elegido para representar al país ante las Naciones Unidas.

En sólo 48 horas el Presidente divulgó los nombres de quienes deberán mudarse a los Estados Unidos. Un hecho que, aunque podría ser visto como una casualidad, se traduce, para muchos diplomáticos, en un nuevo mensaje a la Casa Blanca.

Los dos elegidos son diplomáticos de carrera, con una larga y reconocida trayectoria de sus pares. El primer designado fue Guillermo Enrique González, que estará a cargo de la embajada argentina en Washington. El segundo, Listre, tuvo su último destino en Rusia. Antes de llegar allí, fue embajador en Hungría y cónsul en Nueva York, donde volverá el 3 del mes próximo.

"Todos los temas importantes de las relaciones internacionales pasan por las Naciones Unidas", estimó anoche Listre, en diálogo con La Nación .

Entre González y Listre hay, por lo menos, dos factores comunes: ambos son diplomáticos egresados del Servicio Exterior en la década del 60 y radicales.

"Me afilié a la UCR apenas cumplí los 18 años", se enorgulleció Listre, de 61 años, que ingresó a la Cancillería en tiempos del gobierno de Arturo Illia, como asesor del entonces canciller Angel Zavala Ortiz.

Gracias a su militancia en la UCR, Listre cuenta con una larga lista de amigos políticos. Entre ellos mencionó al ex gobernador de Córdoba y actual senador, Eduardo Angeloz.

Justo a tiempo

El decreto de designación de Listre lleva el número 58 y las firmas del presidente De la Rúa y del canciller, Adalberto Rodríguez Giavarini, que le comunicó al elegido la buena nueva.

En verdad, en el Palacio San Martín hubo cierta premura: el 1º de febrero la Argentina asumirá la presidencia pro témpore del Consejo de Seguridad de Naciones Unidas, un lugar donde todavía subsisten los roces entre nuestro país y Brasil. Ambas naciones pretenden convertirse en miembros permanentes de dicho consejo, un status del que sólo gozan los Estados Unidos, Gran Bretaña, China, Rusia y Francia.

Y con el regreso del actual embajador ante las Naciones Unidas, Fernando Petrella, la misión quedó desprotegida.

"Enviar una persona del nivel de Listre justo cuando estamos por integrar de forma más activa el Consejo de Seguridad es un mensaje fuerte y muy claro", dijo Rodríguez Giavarini.

Otros nombres y destinos que se manejaban anoche en la Cancillería llevarían a los radicales Carlos Pérez Llana a la embajada en Francia, y a Juan Manuel Casella a Uruguay. César Mayoral, el único diplomático de carrera y frepasista de los tres, tendría misión en Canadá.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios