La Corte Suprema de Chile determinó que Allende se suicidó

En un fallo definitivo, la máxima autoridad judicial dictaminó que el ex presidente socialista se disparó el 11 de septiembre de 1973 y que no fue asesinado
(0)
7 de enero de 2014  • 18:05

SANTIAGO.- Salvador Allende murió a causa de suicidio el 11 de septiembre de 1973 en el Palacio de la Moneda y no de asesinato o enfrentamiento, según dictaminó hoy la Corte Suprema de Chile en un fallo definitivo sobre el deceso del expresidente socialista (1970-1973).

Según fuentes judiciales, la resolución del máximo tribunal ratificó lo dictaminado en septiembre de 2012 por Mario Carroza, quien estuvo a cargo de la investigación, abierta en enero de 2011 tras una denuncia de la fiscal Beatriz Pedrals.

La resolución del juez Carroza ya había sido ratificada por la II Sala de la Corte de Apelaciones el 24 de junio de 2013.

La indagatoria se incluyó entre un total de 726 casos de eventuales violaciones a los derechos humanos durante la dictadura de Augusto Pinochet (1973-1990) que nunca antes habían sido investigados por la Justicia. El dictamen de la Corte corrobora que no existen antecedentes que permitan determinar que haya existido intervención de terceros en la muerte del presidente Allende.

Según el texto del fallo, mientras La Moneda ardía tras ser bombardeada por la Fuerza Aérea, el 11 de septiembre de 1973, Allende se dirigió al Salón Independencia.

"Una vez en su interior, se sienta en un sofá, coloca el fusil que portaba entre sus piernas y apoyándolo en su mentón, lo acciona, falleciendo en forma instantánea producto del disparo recibido", continúa.

Respecto de la eventual participación de militares en la muerte de Allende, como hasta hoy insisten algunos partidarios, la resolución señala que las tropas que asaltaron La Moneda durante el golpe militar que encabezó Pinochet, "llegaron al salón con posterioridad al instante en que el presidente Allende se quita la vida" y subraya que "no hay ningún testigo que pueda avalar la tesis del enfrentamiento".

También la sentencia descarta la utilización de dos armas de fuego, como sostuvieron quienes defienden la tesis del homicidio.

Concluye la resolución señalando que "los hechos que significaron la muerte del presidente Salvador Allende provienen de un acto deliberado en el que, voluntariamente éste se quita la vida y no hay intervención de terceros, ya sea para su cometido como para su auxilio".

Los restos de Allende fueron exhumados en mayo de 2011 y tras diversos análisis, un equipo multidisciplinario de peritos concluyó dos meses después que la causa de su muerte se debió a una "lesión perforante de la cabeza por proyectil de arma de fuego de alta velocidad a contacto", lo que en medicina legal puede ser atribuible al suicidio.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?