Destinos escondidos: los caminos de Catamarca hacia paisajes imponentes

El lecho del río, coloreado de turquesa, una de las postales de Catamarca
El lecho del río, coloreado de turquesa, una de las postales de Catamarca Crédito: Ivana Salfity
Un recorrido por lugares diferentes, desde sitios históricos hasta circuitos para aventureros
Connie Llompart Laigle
(0)
21 de enero de 2014  • 00:16

Esta nota pertenece a una serie sobre destinos escondidos para descubrir este verano

El aire sopla caliente. Ese viento deshidratado explica por qué en San Fernando del Valle de Catamarca rigen la ley de la siesta y la del toco y me voy: la capital es un punto de llegada más que un destino en sí mismo.

La escasa masa turística visita la zona para conocer la Puna, belleza norteña excluida del circuito Salta-Jujuy. Sea por falta de servicios o de promoción, esa condición la convierte en uno de los paisajes áridos menos obvios de estas latitudes. Y si de ella poco se sabe, menos aún de la versión verde de Catamarca.

Para descubrir la geografía de ríos, cañones y selva subtropical de esta tierra donde el sol brilla 300 días al año, hay que viajar hacia San Fernando, epicentro del que parten los caminos hacia los valles.

La provincia está atravesada por cordones montañosos, la red vial es escasa y los caminos van sorteando empinadas cuestas. La recompensa es que desde esas alturas, las vistas son imponentes. Este singular sistema de cuestas, que es el principal atractivo de la versión selvática, es apto para viajeros con espíritu aventurero. A bordo de camionetas 4x4 y ajenos al vértigo, disfrutan de este lugar diferente.

Antes de salir a la ruta hay que saber que:

  • 1. En la provincia escasean los servicios, por lo que hay que cargar combustible siempre que se pueda.
  • 2. El tiempo de viaje no se puede calcular de acuerdo a los kilómetros por recorrer: 15 km de cornisa pueden demandar una hora de manejo exigente.
  • 3. Es preferible viajar durante el día.
  • 4. Hay que llevar agua, provisiones y abrigo.
  • 5. No se debe subestimar el caudal de los ríos.
  • 6. Avisar siempre qué recorrido se va a realizar y cuándo.
  • 7. Los restaurantes y comercios suelen respetar el horario de la siesta. Generalmente cierran de 13 a 16. los domingos es difícil encontrar comercios abiertos.
  • El raid:

    Cuesta del Portezuelo: dicen que es una de las rutas más lindas de la Argentina, a la que el folklore le dedicó una célebre zamba; es la que conecta el valle de Catamarca con los departamentos de Ancasti y El Alto. Después de trepar los 25 km de cornisa de la RP 2 y una vez arriba, la geografía se convierte en una meseta que antecede un paisaje insólito. De pronto, en la llanura irrumpen inmensos peñascos, como si una tormenta de meteoritos los hubiese esparcido. Este escenario de "islas" de piedra, sobre las que crecen árboles enanos, hace pensar en jardines bonsai.

    Cuesta de las Piedras Blancas: el serpenteante camino visto desde lo alto
    Cuesta de las Piedras Blancas: el serpenteante camino visto desde lo alto Crédito: Ivana Salfity

    Cuesta de Piedras Blancas: es la cuesta que sale de la capital y pasa por la villa veraniega de El Rodeo, donde descansan los catamarqueños de mayor poder adquisitivo.

    El circuito avanza por Las Juntas y toma la RP 1 que pasa por La Puerta y el Dique Las Pirquitas, desde donde se regresa a Catamarca ciudad.

    En el caserío de Piedras Blancas sólo se ven "vacas-cabra", que parecen tener sopapas por pezuñas para aferrarse a las laderas de los cerros.

    Un poco más adelante está Chamorro, un paraje verdísimo junto al río Guayumil donde hay una sola casa, con camping, terneros y sauces llorones. En Los Varela, con su placita con juegos y la capilla de Nuestra Señora de La Merced, se puede optar por completar el circuito vía Las Pirquitas, o seguir adelante y sumar la Cuesta de Balcozna como bonus.

    Hacia el Pucará de Aconquija: el primer tramo de la RP 1 es de tierra y avanza junto al río del Singuil. Las laderas aparecen cubiertas por apretadas comunidades de algarrobos, alisos y helechos. Pero todo lo que empieza, termina. El camino hacia el Pucará es demasiado seco. Hay arena para construir decenas de castillos pero también pequeños ciclones, que los amenazan cuando el valle está caliente.

    Pucará de Aconquija: muro de piedra canteada en el sitio arqueológico en Catamarca
    Pucará de Aconquija: muro de piedra canteada en el sitio arqueológico en Catamarca Crédito: Ivana Salfity

    A medida que la camioneta se acerca a la sierra de Aconquija se distingue la pirca del Pucará, que surca las laderas como una Muralla China en miniatura. Es un sendero de herradura que en 1998, fue declarado Monumento Histórico Nacional. En la cumbre aplanada del cerro del Pucará, a los 300 metros, se despliega la fortaleza incaica con dos mil metros de largo y un ancho máximo de mil metros. Circundada por murallas construidas con piedra canteada, ofrece vistas espectaculares del nevado de Aconquija, la cadena del Manchao y la Sierra de Narváez.

    Es fundamental ir con un guía, agua y buen calzado. Si el plan es seguir hacia Andalgalá por la cuesta de la Chilca, no esperen a que baje el sol: los paisajes merecen luz y el estado del camino, también.

    Por La Chilca hacia Andalgalá: el camino de cornisa es tan angosto que, por momentos, el giro de la camioneta no es suficiente y hay que dar marcha atrás.

    Ya en Andalgalá, segunda ciudad más poblada de Catamarca con 11.400 habitantes, hace calor y la plaza parece un gran bar a cielo abierto, llena de mesitas donde la gente ve a la gente hasta la madrugada.

    Minería es el controvertido sinónimo de Andalgalá y la actividad que dividió la opinión de la población.

    Cuesta Capillitas: Por la RP 47 se encara hacia la cuesta de Capillitas que une Andalgalá con Santa María. La cuesta comienza en Choya, zona membrillera donde se formó una cooperativa de mujeres dulceras. Allí comienzan los más de 60 km de recorrido de este camino de ripio que trepa hasta los 3100 metros. Con curvas más abiertas, Capillitas es menos peligrosa que La Chilca. Quienes la transiten, sepan que el celular se termina en el Km 33.

    A Belén por el Campo de Pozuelos: donde termina Minas Capillitas comienza Campo Arenal o de los Pozuelos. La ruta, de ripio, se abre camino por el desierto de cardones que a veces es intransitable en verano, cuando sus ríos reciben el agua que carga la sierra de Aconquija. Al final la RN 40 y la primera parada es en Hualfín. Colorado cuando hay sol, su paisaje fue escenario de las guerras más sangrientas entre diaguitas y españoles.

    Hay que visitar la iglesia de Nuestra Señora del Rosario, construida en 1770. Es la segunda capilla más antigua de Catamarca y fue declarada Monumento Histórico Nacional en 1967.

    Destino final, Londres: a 15 km de Belén, en este Londres se habla español y no suenan Los Beatles. Aquí el principal atractivo son las ruinas del Shincal, ciudad que formó parte del Camino del Inca, nervio de comunicación entre el Cuzco y los actuales territorios de Argentina, Bolivia, Chile, Colombia, Ecuador y Perú. Fue el arqueólogo Adán Quiroga quien avistó las ruinas entre un bosque de shinqui (arbol típico de la región), y el doctor Rodolfo Raffino quien, posteriormente la investigó.

    Cementerio en un pueblo del circuito norte cerca de Belén en Catamarca
    Cementerio en un pueblo del circuito norte cerca de Belén en Catamarca Crédito: Ivana Salfity

    En esta capital del imperio sur de los incas vivieron cerca de 800 personas hasta la llegada de los españoles, que terminaron por desarticular a los rebeldes diaguitas descuartizando a su líder, el bravo cacique Juan Chelemín, en la Plaza de Armas del Shincal.

    Para compensar este histórico trago amargo, pare en la Finca San Isidro, territorio dominado por unos dos mil frutales camino al sitio arqueológico. Su propietario Bernardo Isidro Sanduay gratifica con dulces que allí elabora y, eventualmente, con un chivito asado para devorar al aire libre. La única condición es avisar con tiempo.

    Datos útiles: hospedajes, servicios y precios

  • La Aguada (Coneta)
  • Paraje La Aguada s/n.

    (0383) 15 436-5722/ 3.

    Hugo Espíndola e Inés Galíndez son los anfitriones en esta ex finca olivícola devenida posada. La casona de piedra está rodeada por más de 7 hectáreas de parque con frutales y tunas, una laguna donde se puede andar en canoa y piscina. Cuenta con cinco habitaciones con excelente blanquería, calefacción y aire acondicionado. Se destacan una fresca galería con hamaca paraguaya y la sala de estar con hogar, cómodos sillones, piano y guitarra. La amplia cocina es el escenario de Inés, donde cada día ella se luce con un menú fijo de tres pasos ($170) que es servido por Hugo. No dejes de probar la mousse casera de guayaba. Desde $775 la doble con desayuno de campo y wifi. Hay descuentos por estadías de 3 o más noches.

    El frondoso parque de La Aguada, ex finca olívica en Coneta, Catamarca
    El frondoso parque de La Aguada, ex finca olívica en Coneta, Catamarca Crédito: Ivana Salfity

  • El Paso del Indio (Ancasti)
  • RP 2, Km 85.

    (03833) 45-9250.

    Es la única hostería en Ancasti. Recibe Baltazar Mendieta en 10 sencillas habitaciones con wi-fi y TV satelital. Tiene un restaurante abierto al público mediodía y noche. La doble, desde $275 con desayuno. Desde El Paso también parte la excursión hacia Las Tunitas que guía Baltazar. En verano, todos los días a las 8 de la mañana o las noches de luna llena. Dura 4 horas e incluye 4x4, refrigerio y snack. Por persona, $200 en un grupo de 3.

  • Cabañas municipales (Las Juntas)
  • (03834) 45-4314.

    El complejo inauguró en 2009 con 8 cabañas para hasta 4 personas y dos salones con 10 camas. Tienen TV satelital y cocina con heladera. Además, bar y restaurante con vista al valle donde se ofrecen platos regionales y minutas. wi-fi. La noche, $450 para 4 personas.

  • Hotel de Turismo Santa Rita (Andalgalá)
  • Av. Sarmiento 530.

    (03835) 42-3263.

    El edificio fue construido en 1950 y es operado por la familia Yampa desde 2004. Reinaugurado en 2006, cuenta con un lobby y un comedor con una gran chimenea que da a la galería. Gran parque con 2 canchas de paddle, pileta y gimnasio. Son 13 habitaciones sencillas y con baño privado, aire acondicionado y wi-fi, algunas tienen hidromasaje. La doble, desde $380 con desayuno.

  • Refugio del Minero
  • Mina Santa Rita.

    (03835) 42-3263.

    En el interior de la Mina Santa Rita hay caolín, arcilla con las propiedades de blanquear y suavizar la piel
    En el interior de la Mina Santa Rita hay caolín, arcilla con las propiedades de blanquear y suavizar la piel Crédito: Ivana Salfity

    Construido junto a la mina de rodocrosita Santa Rita, el Refugio del Minero es el hotel temático de la familia Yampa. Tiene 12 habitaciones bien espaciosas y equipadas con muebles de algarrobo del chaco y agua caliente por termotanque a leña. Algunas cuentan también con balcón e hidromasaje. La luz es provista por un generador y no hay teléfono ni wi-fi. Tiene restaurante abierto al público (imperdible el mote y la humita que prepara Yaki Yampa) y una terraza con sillones hamaca que mira hacia la Cuesta de Capillitas. La doble, desde $260 con desayuno.

  • Cacique Juan Chelemín (Hualfín)
  • (03835) 42-3572 / 3263.

    Inaugurado hace cuatro años, la concesión de este hotel con 10 habitaciones también pertenece a la familia Yampa. Sencillas, todas tienen baños nuevos y TV satelital. Su comedor, con wi-fi, está abierto al público. Desde $380 con desayuno

  • Hotel Belén (Belén)
  • Belgrado y Cubas.

    (03835) 46-1501.

    Ubicado a metros de la plaza, es el hotel más equipado de Belén. Su amplio lobby funciona como pequeño museo arqueológico, donde se exhiben piezas de las culturas aguada y ciénaga. Desde la recepción se accede al restaurante, parada obligada para probar el jigote, y a un desayunador con bar, mesas de pool y ping pong. En la planta alta están las 25 habitaciones con TV, wi-fi y baño revestido con piedras. La doble, desde $450 con desayuno.

  • Freddy
  • Av. Calchaquí 461.

    (03835) 46-1230.

    Abrió hace ocho años como Hotel del Valle y, desde hace dos, tienen su concesión Tina y Freddy, quienes reciben en seis sencillas habitaciones con ventilador y wi-fi. La doble, desde $200 con desayuno.



  • Samai Hotel
  • Urquiza 349.

    (03835) 46-1320.

    Tiene 30 años de antigüedad y es uno de los pocos hoteles con piscina de la ciudad. Ubicado a una cuadra de la plaza, ofrece 22 habitaciones con aire acondicionado, ventilador, TV y wi-fi. La doble, desde $290 con desayuno.

  • Hotel Angélica
  • Calchaquí 595.

    (03835) 46-1572.

    Funciona desde hace siete años en una casona antigua que tiene un patio central techado. Las 20 habitaciones son simples, con TV, baño con ducha sin cortinas y aire acondicionado. La doble, desde $200 con desayuno, wi-fi y cochera.

  • Camping Municipal de la Puerta de San José
  • Frente a la capilla de San José.

    (03835) 46-4705.

    Abrió hace 4 años con 9 cabañas con capacidad para hasta 5 personas equipadas con cocina completa, aire acondicionado en la habitación y baño con ducha sin cortina. Tiene 3 piscinas inmensas y un restaurante abierto en temporada. Hay teléfono fijo pero no wi-fi ni señal de celular. La cabaña, desde $340 para tres personas. Incluye servicio de limpieza y ropa de cama. Además hay camping ($20).

  • Los precios pueden variar según el momento de la consulta
  • Más información sobre los mejores destinos para descubrir en Lugares de Viaje
  • ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.