Suscriptor digital

"Se pudre todo", advirtió el canciller de Uruguay sobre la relación con la Argentina

Luis Almagro aseguró que las trabas de la Casa Rosaba son una consecuencia a la suba de la producción de la papelera Botnia; no descartó una reunión entre Cristina y Mujica en Cuba
Nelson Fernández
(0)
24 de enero de 2014  • 12:00

PUNTA DEL ESTE.- Olor a podrido. Eso era lo que sentía el ministro de Relaciones Exteriores del Uruguay, Luis Almagro, en septiembre pasado, cuando el presidente José Mujica tenía que decidir si autorizaba a la empresa finlandesa UPM incrementar la producción de pasta de celulosa en la fábrica que era de Botnia, cuando se desató el conflicto entre los dos países.

No era olor a podrido por contaminación industrial, sino por contaminación diplomática. Almagro dijo hoy que en aquella instancia avisó que, al acceder a mayor producción de celulosa, "se pudre todo en la relación con Argentina". Y ahora muestra que efectivamente su pronóstico se cumplió y Uruguay sufrió con más trabas argentinas en actividades económicas y comerciales.

"Después de esa decisión vinieron una serie de medidas de Argentina que estaban dirigidas a Uruguay. Con el aumento de producción a UPM también nos hicimos cargo de viejos temas que estaban sobre la mesa y que habíamos logrado ir deliberando en estos cuatro años, pero a partir de esa decisión estos temas implosionaron", declaró Almagro a la radio local "Sarandí".

Y agregó: "Nosotros sabíamos de esto y lo marcamos como recordarán en un titular en primera plana en El País cuando el aumento de producción de UPM".

"Yo dije 'se pudre todo en la relación con Argentina y eso tal cual fue lo que pasó', pero los países tienen que tomar decisiones del respeto que se tengan a sí mismos y esa decisión que no me correspondía tomar a mí fue tomada por el ministerio competente y el presidente y cambió la relación con Argentina", expresó el canciller.

"Para el comercio fue un desastre. Hay empresas que se dieron cuenta que estaban bien cuando vieron las variantes que podía aplicar en Argentina en las restricciones", agregó.

Almagro sostuvo que "no está descartada" una reunión entre los dos presidentes del Plata, Cristina Kirchner y José Mujica, pero no aceptó responder sobre lo conversado esta semana con el canciller argentino Héctor Timerman en Uruguay. Simplemente dijo: "Hablamos bien".

Respecto al Mercosur, dijo que la situación actual "es la continuidad de problemas" que venían de gobiernos anteriores, y "que el Mercosur tiene una debilidad institucionalidad" que "se ha arrastrado hasta ahora".

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?