Historias de la Patagonia secreta

Ricardo Marín
(0)
26 de enero de 2014  

Viento sur . / Guión: Christian Busquier, Carlos Di Lorenzo. / Elenco: Gabriel Corrado, Emilia Attias, Turco Naim, Juan Palomino, Maite Zumelzú, Mike Amigoren, Pablo Rago, Marcela Ruiz, Claudio Rizzi, Tomás Fonzi, Emilia Attias. / Producción: Daniel Stigliano. / Director: Sergio Cento Docato. / Canal: América. / Horario: Jueves, a las 23.30.

Nuestra opinión: muy buena.

Si las ficciones televisivas que surgen de los concursos de fomento a la producción audiovisual para la televisión digital dejaran de lado el concepto erróneo de que tienen que tener sí o sí una moraleja explícita, el resultado sería seguramente un acopio de productos televisivos de muy buena calidad.

La prueba es este unitario, Viento sur , que no intenta bajar línea en ningún momento y solo se limita a contar historias ubicadas en la Patagonia, que resultan cuentos fascinantes relatados en un lenguaje audiovisual de excelencia. Nada más y nada menos.

Cada episodio utiliza, para relatar la historia del día, el recurso de una larga charla que mantienen los personajes de Horacio Fontova y Oscar Alegre en un almacén de campo, mientras toman unas ginebras en espera de que amaine una tormenta. Los recuerdos de ambos personajes son el disparador de un juego que se pone en marcha a partir de allí y en el cual con el recurso de las imágenes, los diálogos entre los personajes que dan vida a las anécdotas y a veces la voz de los narradores, se teje un relato que fascina como si fuera realizado por alguien en una noche de campamento junto al fuego.

Las recreaciones de época son impecables, tanto en el vestuario como en las locaciones y el mobiliario. La iluminación y la puesta de cámaras van acompañando el relato de manera armónica, con lo cual aportan al clima de fascinación del espectador. La manera en que están manejados los tiempos también contribuyen al mismo efecto. Otro acierto es la estructura de los guiones que van abriendo intrigas sucesivas, las que finalmente se resuelven de manera para nada predecible.

Toda la serie está grabada en locaciones reales y en exteriores del paisaje patagónico, que se presenta también en perspectivas no tan transitadas. El contenido de lo que se cuenta, la época en la que ocurren esos hechos y el lugar en que pasan requieren escenas de acción que están muy bien resueltas y que contribuyen a generar adrenalina en el público.

Por último, las actuaciones de los miembros del elenco resultan muy satisfactorias, con la mayoría de los actores y las actrices en roles diferentes de los que acostumbran hacer. Éste es el caso de Fontova, cuyo papel de tabernero se aleja enormemente de los roles humorísticos que suele transitar. Lo mismo en el primer episodio, la actuación de Naim Sibara ("El Turco"), que compone a un ingeniero cuya función en la historia tiene características trágicas.

El único inconveniente que tiene la emisión de este programa es el horario al que fue confinado. Una práctica que se repite con materiales de este tipo, que suelen verse desaprovechados.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.