Simulaban instalar un vivero e hicieron un túnel hacia un banco

Se sospecha que los ladrones estaban cerca del tesoro de la entidad
Gabriel Di Nicola
(0)
26 de enero de 2014  

Simulaban ser nuevos comerciantes que ultimaban los detalles para instalar un vivero. Pero, en realidad, todo era una puesta en escena para ganar tiempo y hacer un túnel que los llevaría hasta el tesoro de un banco.

El plan boquetero fue descubierto anteayer por la tarde por detectives de la policía bonaerense a metros de la sucursal Monte Grande del Banco Santander Río y también muy cerca del palacio municipal de Esteban Echeverría y de la comisaría local. Hay dos sospechosos detenidos y otras tres personas identificadas que podrían tener relación con la banda delictiva.

El túnel, que tenía siete metros de largo, dos metros de profundidad y 1,5 de altura, había sido cavado en el fondo del lote de Cardeza al 45, en el centro de Monte Grande, que comunicaba con la parte trasera del banco.

El boquete estaba cubierto por una precaria construcción que los delincuentes hicieron para evitar que fuera visto por algún vecino.

Una calificada fuente de la policía bonaerense sostuvo a LA NACION que existen indicios para sospechar que se trataría de los mismos boqueteros que habían hecho un túnel para violentar la bóveda de la sucursal Floresta del Banco Santander Río.

Aquel túnel había sido descubierto el jueves pasado cuando empleados de una relojería quisieron ayudar a un gato que estaba perdido en el patio del fondo del local y, al desmoronarse el piso, cayeron a un pozo de un metro de profundidad.

Según explicaron a LA NACION vecinos de Monte Grande, el inmueble donde fue descubierto el plan de los boqueteros, años atrás era una casona que fue vendida y los nuevos propietarios la demolieron e hicieron tres locales comerciales.

"Es un local que en su fondo tiene mimetizado un vivero de donde se han extraído entre cinco y seis contenedores de tierra", sostuvo en una conferencia de prensa el jefe de la policía bonaerense, comisario general Hugo Matzkin.

Y agregó: "No cabe ninguna duda de que si [los ladrones] no estuvieron directamente debajo del tesoro, estuvieron muy cerca de ello".

El jefe de la policía bonaerense explicó: "Los delincuentes tenían una acertada orientación hacia el banco. Ya habían llegado hasta la malla de contención inferior del piso, que es la que debería estar conteniendo la altura del tesoro".

La sospecha de los investigadores era que el plan de la banda era dar el golpe entre ayer y hoy, para aprovechar que durante el fin de semana hay poco movimiento en la zona. "Estoy seguro de que el lunes teníamos una sorpresa", especuló Matzkin.

La investigación comenzó 24 horas antes de que se descubriera el túnel cuando a la policía bonaerense le llegó una advertencia de que en el centro de Monte Grande se hacía un túnel para robar un banco.

Sin mayores datos, detectives de la policía bonaerense comenzaron una vigilancia encubierta para tratar de descubrir el lugar donde se preparaba el boquete.

Fue así como a los detectives a cargo de la pesquisa les pareció sospechosa la actitud del dueño del local y un pintor cuando llegaban al lugar. Era un horario poco frecuente para trabajar en una obra: cerca de las 18.

Los dos hombres quedaron detenidos y otras tres personas que dijeron ser albañiles recuperaron la libertad, pero quedaron vinculadas a la causa, según una fuente con acceso al expediente.

Según Matzkin, también se incautaron de una soldadora eléctrica, guantes, ventiladores, cascos, un medidor de oxígeno, un taladro neumático, carretillas, baldes, palas, picos y otros elementos de perforación. La policía secuestró también un automóvil estacionado en la puerta del local en el que se encontraron 20.000 pesos.

Matzkin dijo que fue secuestrado un juego de mancuernas, utilizado por los sospechosos para hacer gimnasia y fortalecer los músculos para evitar el desgaste físico tras cavar y extraer la tierra.

Los detenidos quedaron a disposición de la Unidad Funcional de Instrucción (UFI) N° 11 del Departamento Judicial Lomas de Zamora, a cargo de Diego Benedetto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?