La Infanta Cristina no se enfrentará al "paseíllo" de los tribunales españoles

La Justicia aceptó el pedido que reclamaba que la hija del rey de España llegará en auto hasta la puerta del juzgado para prestar declaración por el caso de corrupción
(0)
31 de enero de 2014  • 14:06

La maquinaria del Estado español finalmente ha logrado, por primera vez en la historia, que la infanta Cristina , hija menor del rey Juan Carlos I de España, acceda en vehículo al tribunal de Palma de Mallorca (Islas Baleares), el próximo 8 de febrero para prestar declaración sobre un "caso Urdangarin" en el que está siendo investigada.

El juez de Palma de Mallorca, Francisco Martínez Espinosa, autorizó hoy que la infanta acceda en auto a los juzgados, alegando "estrictas razones de seguridad", neutralizando así posibles criticas por dar un trato de favor a la hija del rey.

Así, la infanta podrá evitar a los numerosos periodistas, ciudadanos curiosos y, sobretodo, posibles grupos hostiles que pueden poner en riesgo su seguridad a las puertas del juzgado, ante el gran interés mediático despertado por el caso.

La infanta está imputada por presuntos delitos de fraude fiscal a través de una empresa (Aizoon) que compartía con su esposo, Iñaki Urdangarin, quien también está siendo investigado por presunta desviación de unos 8,7 millones de dólares en fondos públicos entre 2004 y 2007 mediante el Instituto Nóos, sin fines lucrativos.

El magistrado Martínez Espinosa atendió con su decisión la propuesta que le había planteado la Policía Nacional como "absolutamente recomendable y estrictamente necesario, en orden a garantizar un nivel de seguridad adecuado" en el desarrollo de la declaración de la infanta Cristina ante el juez de instrucción José Castro.

El asunto sobre cómo entraría la infanta al tribunal había creado una gran expectación, por lo que el juez decano de Palma de Mallorca recalcó ante los medios de comunicación que se basa en el requerimiento realizado por la Policía por motivos de seguridad.

"Se invoca en esencia que se trata de un acto programado con anterioridad y de público conocimiento, de gran repercusión mediática, en zona de actuación concreta y limitada, con topografía de rutas de entrada y salida inadecuadas, con previsión efectiva de grupos hostiles y con gran repercusión en redes sociales y en clima de tensión social", recoge la resolución del juez decano sobre el informe de seguridad que le han presentado.

El marido de la infanta entró en el mismo tribunal a pié para prestar declaración ante el juez en dos ocasiones siendo increpado y abucheado por grupos hostiles.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?