El Gobierno acusó a Shell de atentar "contra los intereses del país"

Capitanich le atribuyó una actitud conspirativa y se sumó Kunkel; dura respuesta de Aranguren
(0)
4 de febrero de 2014  

El jefe de Gabinete, Jorge Capitanich , criticó ayer con dureza a la petrolera Shell de una manera similar a las diatribas que solía utilizar el ex presidente Néstor Kirchner. En la conferencia de prensa que dio por la mañana, sostuvo que tanto la empresa como su presidente, Juan José Aranguren, tienen "una actitud conspirativa y atentatoria contra los intereses del país", en referencia al aumento de 12% en sus combustibles que la petrolera aplicó ayer a partir de las 0.

Capitanich continuó: "Lo único que les interesa es la rentabilidad del corto plazo. No tiene razonabilidad técnica [el aumento de precios] para establecer este tipo de fijación de precios", dijo. "Solamente la codicia, la estrategia de imponer condiciones y decisiones como grupo económico, los lleva a tomar este tipo de actitudes."

Hace 10 días, el Gobierno había acusado al ejecutivo de promover la suba del dólar.

Aranguren, que había llegado por la mañana al país, le respondió a través de declaraciones a Radio Mitre. "Se nos acusó de codicia... Si el proveedor aumenta el costo de la materia prima en 23 por ciento y nosotros aumentamos al mes siguiente el precio de los combustibles 12 por ciento, ¿eso es codicia?", contrapuso. "Hay una realidad: en los últimos meses la tasa de devaluación se ha acelerado", sostuvo.

El presidente de la petrolera dijo estar "un poco sorprendido y también apenado por el mal uso, el abuso que se hace de las palabras", sobre las que especificó: "Son palabras muy duras, muy fuertes, contra la obligación de una petrolera de tratar de defender el interés para el cual está operando en la economía".

Competencia y control

Aranguren recordó: "Se habló de que hemos hecho un aumento «unilateral». Obviamente es unilateral, porque si hiciera un acuerdo de precios con mis competidores ese aumento de precios estaría viciado de nulidad porque atentaría contra la defensa de la competencia", explicó.

El diputado kirchnerista Carlos Kunkel se sumó a las acusaciones de Capitanich en declaraciones a la radio Rock&Pop. Sostuvo que la empresa "pertenece a la corona inglesa y a la corona holandesa. Ellos hacen su juego y su política, y responden a un país que preserva la mentalidad colonial y trata de incidir en las políticas internas".

Si bien sostuvo que no criticaba que quisieran "tener la máxima ganancia", Kunkel sugirió que "cuando la actividad comercial de un país no les conviene a las empresas imperiales, por donde vinieron se pueden ir".

Shell informó anteayer a través de un comunicado que aplicaría el incremento. "Atento a la evolución de las distintas variables que afectan el mercado de los combustibles en la Argentina, Shell Argentina aumentará el precio de venta de los combustibles a su red abanderada en un 12% en todo el país a partir de las 0 horas del día de mañana [por ayer]", sostuvo.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?