Pedirían 19 años de cárcel para el yerno del rey y una multa para la infanta

La Fiscalía Anticorrupción acusaría a Urdangarin y su socio por el fraude masivo a la administración; en tanto, a Cristina le reclamaría 600.000 euros por responsabilidad civil
(0)
11 de febrero de 2014  

MADRID.- La corona española continúa con su particular "martirio". Tras la histórica declaración de la infanta Cristina el sábado pasado en los juzgados de Palma de Mallorca, ayer trascendió que la Fiscalía Anticorrupción pediría hasta 19 años de prisión para su marido y yerno del rey, Iñaki Urdangarin, por distintos delitos relacionados con su presunto enriquecimiento ilícito. Para la hija del rey, en tanto, se establecería una multa de 600.000 euros.

Según un borrador de la Fiscalía citado por los diarios El País y El Mundo, el ministerio público pretende procesar a 16 de los 40 imputados en el caso Nóos , la fundación sin fines de lucro a través de la cual el duque de Palma y su socio, Diego Torres, desviaron presuntamente hasta seis millones de euros de fondos públicos.

La Fiscalía Anticorrupción no quiso hacer comentarios, ya que el texto en el que está trabajando su titular, Pedro Horrach, aún no se presentó de manera oficial.

Para Torres, el fiscal pediría 15 años de cárcel, por considerar probado que cometió, al igual que Urdangarin, malversación, prevaricación, fraude a la administración, falsedad documental, delito fiscal y blanqueo de capitales. Con respecto al yerno del rey Juan Carlos, Horrach solicitará dos años más al considerarlo responsable de dos delitos contra la Hacienda pública.

Según El Mundo, la Fiscalía podría solicitar hasta 40 años de cárcel para Urdangarin. En el escrito de la acusación, el fiscal no especificaría los años de prisión que lleva aparejados cada delito, sino los tipos penales que les atribuye.

El juez José Castro inició hace más de tres años la investigación del caso Nóos a raíz de otro caso de corrupción en Baleares, centrándose en las actividades de Urdangarin en la fundación, que realizaba tareas de asesoría y celebración de actos deportivos para los gobiernos regionales de Baleares y Valencia.

El asesor fiscal de la fundación, Miguel Tejeiro, se enfrentaría a un pedido de pena de hasta 17 años de prisión por haber orquestado presuntamente el entramado del instituto Nóos, presidido por el duque de Palma entre 2004 y 2006.

En el caso de que el juez siga adelante con la imputación de la infanta Cristina -algo a lo que se opone el ministerio público-, el fiscal pediría para ella una multa de 600.000 euros por disponer de parte del dinero que su esposo ingresó en la sociedad Aizoon, que compartían al 50%, según El País.

La segunda hija de Juan Carlos declaró el sábado pasado durante seis horas como imputada en un juzgado de Palma de Mallorca por las actividades supuestamente ilegales de Aizoon. El juez Castro la citó a declarar al ver indicios de que participó en el fraude orquestado por Urdangarin y Torres. En la arena política, Horrach pedirá para el ex presidente de Baleares Jaume Matas, condenado ya por corrupción en otros casos, cinco años de cárcel por fraude a la administración.

Matas y Urdangarin son dos de las figuras más representativas de la malversación de fondos públicos y la corrupción en España, donde el descrédito hacia la clase política ha calado en una ciudadanía que sufre recortes por la crisis económica.

Entre los imputados a los que no acusará el fiscal se destacan el secretario de las infantas, Carlos García Revenga, que ocupa ese cargo desde hace 20 años. García Revenga asesoró a Elena y a Cristina de Borbón tanto en asuntos públicos como en eventos privados y actividades empresariales. En septiembre de 2003 figuraba como tesorero en el acta que designó a la junta directiva del Instituto Nóos. Cristina actuaba como vocal en la compañía. Tampoco estará acusada Ana María Tejeiro, esposa de Diego Torres.

La instrucción del caso que ha deteriorado sensiblemente a la monarquía española entra ahora en su recta final, a falta tan sólo de algunas decisiones que debe adoptar Castro sobre nuevas declaraciones de testigos. Una vez resuelto ese paso, el juez previsiblemente dictará un auto en el que señalará quiénes continúan como imputados. Posteriormente, la Fiscalía Anticorrupción dictará el escrito de acusación en el que concretará los acusados, los delitos y las penas que se solicitan para cada uno de ellos.

La declaración de la infanta Cristina en Palma de Mallorca supuso para la corona el principio del fin del "martirio" que está sufriendo desde hace más de dos años, según reconoció la casa real. Mientras se determinan penalmente las responsabilidades de los imputados, la opinión pública española ya pasó factura a la monarquía, según se desprende de las encuestas más recientes, en las que la imagen de la institución se desmoronó.

"Una mayoría de la opinión condena la actitud de la infanta, porque no es fácilmente creíble que una persona como Cristina de Borbón, licenciada en ciencias políticas y que ocupa un puesto en una entidad financiera, no sepa qué está firmando cuando le pasan una factura", dijo Antonio Torres del Moral, experto en derecho constitucional.

Los apuntados en el caso

  • Para Iñaki Urdangarin, yerno del rey, el fiscal pediría hasta 19 años de prisión por fraude a la administración, falsedad y blanqueo de capitales, entre otros delitos
  • A Diego Torres, socio de Urdangarin, le cabrían 15 años por delitos similares
  • La infanta Cristina quedaría exculpada, pero deberá afrontar el pago de 600.000 euros por responsabilidad civil
  • El ex presidente de la Comunidad Balear Jaume Matas, del PP, penaría cinco años por fraude
  • Juan Carlos vuelve a viajar al exterior

    Luego de la declaración de su hija ante la justicia, el rey Juan Carlos I retomará hoy, con una visita a Lisboa, los viajes al extranjero, a siete meses de su última salida, a Marruecos, informó ayer la casa real.

    En la capital portuguesa, el rey participará hoy y mañana en el IX Encuentro Cotec Europa de innovación tecnológica junto a los presidentes de Italia, Giorgio Napolitano, y de Portugal, Aníbal Cavaco Silva. Está previsto que Juan Carlos pronuncie un discurso.

    Poco después de su viaje a Marruecos, en julio pasado, Juan Carlos se sometió a dos cirugías en su cadera izquierda a causa de una infección, que lo obligaron a guardar reposo y a reducir su agenda. Durante esos meses, su hijo y heredero al trono, el príncipe Felipe, representó a la corona española en la mayoría de los compromisos internacionales.

    Agencias AP, AFP, EFE y Reuters

    Del editor: cómo sigue.

    Para la casa real y el gobierno, el alivio final sólo llegaría con un cierre de la situación procesal de la infanta, que confían que sea dentro de un mes y medio.

    ENVÍA TU COMENTARIO

    Ver legales

    Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

    Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.