Suscriptor digital

La modernidad vista en perspectiva

En Investigación sobre los modos de existencia, ensayo antropológico que se acerca y bordea la filosofía, Bruno Latour analiza el rumbo de las sociedades occidentales
(0)
21 de febrero de 2014  

Parece haber una conexión entre genialidad y locura. Y no estamos hablando de artistas encerrados en hospicios ni de la oreja de Van Gogh. Nos referimos al problema de la complejidad y densidad del pensamiento: el que enfrentan las personas muy inteligentes cuando quieren comunicar su reflexión de mucho tiempo. Se produce un efecto de aglomeración, de empaste, de anudamientos conceptuales que abruma y nos lleva a preguntas como: ¿Bruno Latour se volvió loco?

Ésa es la incomodidad inicial que causa Investigación sobre los modos de existencia. Una antropología de los Modernos , último libro del profesor de Sciences Po, gurú de los estudios sociales de la ciencia y uno de los intelectuales franceses de mayor renombre mundial. Es un volumen de casi 500 páginas, punteadas con acotaciones al margen y palabras en negrita, en mayúscula corrida, en bastardillas, entre comillas, entre paréntesis: un bosque de señales que apuntan a relaciones paradigmáticas que escapan de la línea expositiva. "También puede seguir por acá o por allá", sugiere el texto, mientras va deshilando una palabra tras otra, en engañoso estilo gutembergiano.

La perplejidad se resuelve cuando comprendemos que la estructura de esta Investigación... tiene bastante de hipertexto. Publicada en francés en 2012, y en inglés y español en 2013, es el centro de una indagación que tiene ramificaciones en el mundo virtual: Latour tiene activa por lo que resta de 2014 una página de Internet, www.modesofexistence.org, en inglés y francés, para quienes quieran colaborar, criticar, aportar nuevas evidencias empíricas o cruces teóricos. Todo con el generoso apoyo financiero del European Research Council (1.300.000 euros para tres años), prueba adicional del prestigio que ha alcanzado su figura.

Si la forma hace al contenido, puede decirse que la hipertextualidad y la interactividad de Investigación... son reveladoras del propósito central de Latour: reflexionar sobre el futuro de la modernidad, y, claro, qué apropiado hacerlo con las herramientas del mundo digital. En más de un sentido, su nueva ópera magna representa la continuación de Nunca fuimos modernos . En ese trabajo de 1991, el francés postulaba que el proyecto de la modernidad de establecer una separación tajante entre sujeto y objeto, encarnado por la ciencia, no llegó a realizarse. Del ayer dudoso al mañana incierto: hoy, la preocupación de Latour es la crisis ambiental, que pone en cuestión los presuntos éxitos de ese proyecto.

En su argumentación, ocupa un lugar central el reconocimiento de que existen muchos "modos de existencia", innúmeras maneras como los seres se relacionan con el exterior. No sólo las diversas culturas humanas, sino también todas las especies vivas: la naturaleza en toda su pluralidad. Ahora bien, por compartir un único planeta, es necesario construir un lugar de encuentro. O, con sus palabras: "Componer un mundo en común".

¿Cómo emprender esta tarea? "Hasta no hace mucho, esto habría supuesto que la modernización se diseminara por todo el planeta; pero el proyecto chocó contra la inesperada oposición del propio planeta", advierte Latour. No podemos negar el fracaso; tampoco rendirnos ni "esperar un milagro". Su propuesta es rehacer el camino y analizar dónde perdimos el rumbo: "Investigar sobre el significado del proyecto moderno, de manera que podamos averiguar cómo recomenzar sobre nuevas bases".

Por eso el subtítulo Investigación... se presenta como una Una antropología de los Modernos , según las palabras (y mayúsculas) de su autor, que nos propone mirarnos con la misma curiosidad y extrañeza con que hemos observado otras culturas. El trabajo queda a cargo de una antropóloga ficcional, con sus notas de campo y el bagaje bibliográfico de su disciplina, que la instruye para que no tome muy en serio lo que sus informantes le cuentan de su cultura; por ejemplo, la presunta división entre esferas: "la Política" como diferente de "la Ciencia" o "el Derecho".

Quince son los modos de existencia que encontró hasta ahora entre los "Modernos" el proyecto colectivo de Latour. Algunos podrían vincularse con las esferas clásicas, como "referencia", que traza la emergencia de los hechos y señala al ámbito del conocimiento; "reproducción", más cerca de la biología; "religioso", que responde a quienes pueden oír su llamado y salvarse; "técnico", basado en la eficiencia; "estético", el de las cosas bellas que nos capturan con su encanto. Otros son más relacionales, como "red" y "preposición", que conectan los modos. Entre estos, está la némesis del autor: el "doble clic", en alusión al mouse de la computadora, que propone una falsa accesibilidad de un modo a otro, una engañosa traducción instantánea. Otros modos tienen que ver con transformaciones, como "metamorfosis" y "hábito". Se trata de categorías ontológicas, que definen al ser.

Como todas las obras teóricas de Latour, Investigación... alcanza niveles de abstracción que lo instalan más en el campo de la filosofía que en el de las ciencias sociales. Si bien no es un libro fácil, tampoco resulta inaccesible: demanda atención pero, una vez comprendida su estructura, se puede avanzar paso a paso. Entre las muchas recompensas, el lector encontrará una de las descripciones de la economía en las sociedades occidentales más iluminadoras de los últimos tiempos: como una práctica que preside sobre la distribución de bienes y males, con ribetes casi de religión. En este punto, actualiza su trabajo sobre el sociólogo Gabriel Tarde en un libro que no fue editado en español. La traducción es buena en general, aunque tiene altibajos.

Investigación sobre los modos de existencia

Bruno Latour

Paidós

Trad.: Alcira Bixio

476 páginas

$ 219

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?