Suscriptor digital

El presidente acusó a EE.UU. de dar luz verde a su derrocamiento

Daniel Lozano
(0)
22 de febrero de 2014  

CARACAS.- Si anteayer fue el turno de CNN, ayer fue el de Barack Obama . El presidente venezolano, Nicolás Maduro , volvió a lanzarse ayer contra el blanco favorito de sus teorías conspirativas, Estados Unidos, y acusó al mandatario norteamericano de "haber dado luz" al derrocamiento de su gobierno.

"Convoco a un diálogo con usted presidente Obama entre la Venezuela patriota y revolucionaria y Estados Unidos y su gobierno. Acepte el reto y vamos a iniciar un diálogo de altura y pongamos sobre una mesa la verdad", dijo Maduro, en una conferencia de prensa con corresponsales extranjeros en la que, según había prometido horas antes, contaría toda la verdad de lo sucedido durante las protestas.

"Las agencias de Estados Unidos han dado luz verde al derrocamiento del gobierno que yo presido", lanzó Maduro antes de retar a Obama a demostrar que "por lo menos en América latina y el Caribe es capaz de iniciar un cambio de política".

Como hace desde que comenzaron las protestas, a comienzos de mes, el gobierno acusó también al "fascismo" local de querer voltearlo. Pese a que Maduro aseguró ayer que la "guarimba [provocadores de disturbios] está aislada y repudiada", su vicepresidente económico, Rafael Ramírez, amenazó con "suspender el suministro de combustible en las zonas bajo el asedio fascista a fin de preservar la seguridad".

A pesar de los esfuerzos del gobierno, ni la represión, ni las amenazas ni las acusaciones consiguieron acabar con las protestas. La oposición convocó una gran marcha para hoy en Caracas. En San Cristóbal, capital de Táchira, su alcalde Daniel Ceballos, militante del partido de Leopoldo López, también convocó a una marcha "contra la ocupación militar, represión y criminalización de estudiantes y por la libertad de Venezuela".

Ya anteayer el presidente venezolano se había lanzado contra todo blanco norteamericano, incluida la CNN, a la que expulsó del país por ser "la emisora internacional que tiene como objetivo justificar la guerra civil y la intervención del ejército gringo".

Dicho y hecho. La colombiana Patricia Janiot, estrella de CNN, abandonó ayer Venezuela tras las amenazas de Maduro. Desde Atlanta, Janiot denunció "hostigamiento" por parte de la Guardia Nacional en el aeropuerto. "Cuando pasé el primer control de seguridad me pidieron en dos oportunidades que pasara mis zapatos porque había unas marcas oscuras en el tacón y querían verificar si se trataba de drogas o explosivos", relató.

Su productora insistió en acompañarla. "Bueno, vayan juntas porque a lo mejor ustedes son pareja, dijo el militar, cosa que nos pareció un comentario discriminatorio."

Anteanoche, CNN emitió un debate entre tres estudiantes opositores y tres chavistas. Más tarde entrevistó al periodista Ignacio Ramonet, defensor del proceso bolivariano, en una muestra de equilibrio informativo difícil de encontrar en los canales chavistas.

La arremetida contra CNN sucede nueve días después de que el gobierno ordenara sacar del aire, por "cuestión de Estado", a la emisora colombiana NTN24, el único canal que informó en directo sobre la marcha opositora del 12-F. Más tarde bloqueó su web. Su cuenta en Twitter también sufrió un hackeo .

Los medios venezolanos sufren el peor apagón informativo en décadas: los canales privados no se atreven a dar información en directo de las protestas y los canales públicos son órganos de propaganda del chavismo. Globovisión, otrora el único canal de noticias crítico del gobierno, fue comprado por empresarios cercanos al poder.

Hegemonía comunicacional, censura en la televisión y represión en las calles. El CNP denunció ayer que 30 periodistas fueron agredidos desde que empezaron las protestas, cifra a la que se suma una veintena de detenidos durante sus coberturas.

Distintos escenarios para una sola historia: el chavismo decidido a aplastar las protestas de estudiantes y opositores radicales. "Ante el empeño del gobierno de ocultar la represión en Venezuela y cerrar los espacios informativos, más y más infoactivismo ciudadano. El cerco informativo favorece la impunidad", animó Provea, prestigiosa organización de derechos humanos.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?