Suscriptor digital

Entre el teatro, la ópera y la TV

La "mala" de Violetta también se destaca en Priscilla
Laura Ventura
(0)
27 de febrero de 2014  

¿Quién es esa soprano lírica que desde un palco irrumpe con un aria de La Traviata en plena función de Priscilla, la reina del desierto ? Prima donna en el teatro, Florencia Benítez es también la villana de Violetta , el suceso de la TV argentina que se expandió al mundo y que en abril comienza a grabar su tercera temporada e incluso tendrá su propio film.

Florencia nació y se crió en José C. Paz. En su escuela tuvo a un gran maestro, Hugo Leiva, quien descubrió que esa nena tenía un gran talento. "Es fundamental que a los chicos se los estimule desde temprano. De donde vengo no es común que esto ocurra con el musical. Tuve suerte de tener un maestro así", asegura. En ese cuerpo diminuto se esconde una voz inmensa y poderosa: "Cuando era chica quería cantar temas de Christina Aguilera y no ópera. Pero me fui amigando con mi voz y empecé a estudiar, a tener un estilo propio", dice antes de la función, con un rostro hipermaquillado al que aún le faltan varios retoques más para completar esa máscara sofisticada.

En Priscilla , Florencia es una de las tres musas que, junto con Gisela Lepio y Claudia Tejada (espléndidas), invaden la sala con su voz con hitazos como "It's Raining Men", "Hot Stuff" y "I Say a Little Prayer", entre tantas otras, mientras flotan en el aire, a muchos metros de altura, sujetas a un arnés: "No tengo vértigo, pero lo complejo es estar divina, canchera, cantar bien y coordinar con tus compañeros que están debajo tuyo, a quienes no ves. Hay que estar muy atenta. Son un montón de canciones".

En uno de los números más aplaudidos de este musical participa junto a Juan Gil Navarro -no comentaremos los detalles-, pero con su trabajo logró una nueva marca en la historia de esta producción porque canta en vivo, cuando las demás intérpretes internacionales lo hacen e hicieron sobre una pista. "Le dije a Juan que se relajara y que lo seguiría en todo lo que hiciera. Quería ser la antidiva, cansada de cantar, rebelde."

Desde hace muchos años, Florencia tiene su lugar en el espectáculo. Comparte el escenario con Gil Navarro, con quien actuó en Vecinos en guerra ; con Alejandro Paker, con quien trabajó en El Che y Memoria de poetas , y también con uno de sus grandes maestros, Pepe Cibrián. Florencia fue Esmeralda en la versión de este realizador de El jorobado de París e interpretó también a Lucy en Drácula . Hoy goza de una popularidad única. "A veces me paran nenes, levantan la cabeza y me saludan, pero sin miedo. No soy de esas villanas que asusten", dice sobre su personaje en Violetta . "Soy la anti-Jade. Quise también ser periodista deportiva, amo el fútbol y juego picaditos", dice del esnob, elegante y siempre acicalado personaje de la serie, donde forma un delicioso dúo de maldad con Joaquín Berthold. " Violetta es una revolución. Es una locura. Fui a un casting sin pensar jamás que el programa tendría este éxito. Cuando me dijeron que había quedado leí los libros y les propuse a los directores hacer un malo diferente: torpe, clownesco, desopilante. Trabajé mucho a Jade y así quedó. Los chicos mueren de amor, no la odian", dice.

Además del musical y de la TV, Florencia también prepara su regreso a la ópera, donde interpretará a doña Elvira, en una versión de Don Giovanni , dirigida por Facundo Abraham. Entre el canto lírico, el pop y el universo infantil, Florencia se mueve como pez en el agua: "Creo que los sueños se les pueden cumplir a todos, sólo hay que focalizarse en ellos para que se cumplan".

Priscilla, la reina del desierto

Dirigida por Valeria Ambrosio

Miércoles a viernes , a las 21, y sábados y domingos, a las 20.

Lola Membrives , Corrientes 1280.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?