Suscriptor digital

Mujeres de acero

Fernanda Mistral Carolina Papaleo Dora Baret Aída Luz Norma Pons y Paola Krum son las protagonistas de "Flores de acero" que sube a escena mañana en el teatro Lasalle con la dirección de Julio Baccaro.
(0)
4 de enero de 1996  

Podría considerarse de lujo el elenco que conforma "Flores de acero". No era para menos después de la versión cinematográfica conocida como "Magnolias de acero".

En esta versión local que se estrenará mañana en el teatro Lassalle los personajes son todos femeninos. De los hombres es la responsabilidad de llevarlas a escena.

La pieza es de Robert Harling la adaptación fue realizada por Fernando Masllorens y Federico González del Pino la producción fue idea de Javier Faroni y la dirección está a cargo de Julio Baccaro.

Las damas en cuestión son Aída Luz Fernanda Mistral Norma Pons Dora Baret Carolina Papaleo y Paola Krum. Actrices algunas de ellas embarcadas en una intensa actividad televisiva.

Fue la exigencia de grabar programas de TV lo que hizo que algunas de ellas no pudieran estar en la entrevista. Por eso esta charla con comenzó con Fernanda Dora Aída y el director Baccaro.

La acción transcurre en una peluquería lugar de reunión de cuatro amigas que comparten temas generacionales. A ellas se suman otras dos más jovenes lo que permite ampliar las historias donde están presentes el amor la ternura y el humor.

Flores para un hombre

Me siento bien y cómodo entre tantas mujeres -comienza Baccaro-. Siempre he dicho que las mujeres son muy trabajadoras tienen mucha energía y su entrega es total."

Baccaro sabe de qué habla: él dirigió El taller" Las obreras" Sor-presas" obras con un gran protagonismo femenino.

Me hace muy feliz participar de un elenco al que le toca revelar un poco el mundo femenino -continúa-; este mundo está lleno de urgencias e inquietudes pero a veces toma otras direcciones. En esta pieza se revela la necesidad de proteger a la familia. La mujer aparece en un rol muy claro de sostenedora del grupo familiar."

Es una obra sobre mujeres -señala Aída Luz- pero para hombres y mujeres que comprendan las diferentes psicologías femeninas. Los personajes son distintos unidos por una profunda amistad sobre todo entre las mayores. La pieza refleja un momento en la vida de estas mujeres."

Ciertas características de las mujeres sí se reflejan en la obra -agrega Baccaro-. Las historias pueden variar según la época y el lugar pero las constantes siguen siendo las mismas."

Presencia femenina

¿Y los hombres?

Estuvimos hablando bastante sobre este tema -explica Dora Baret- porque en la primera lectura el hombre no queda muy bien parado. Queremos que esta apreciación en cierta medida no quede en primer plano. Los hombres son débiles tal como está contado por el autor por eso se habla de ®Flores de acero¯ porque lo son las mujeres y no los hombres. Lo que aparece en los ensayos es que no nos interesa esa visión debilitada del hombre. Las mujeres están vistas a través de la solidaridad y de una amistad incondicional. Incluso cuando hay agresiones son desde el amor."

La acción de la pieza está ubicada en el sur de los Estados Unidos.

Cuando se pinta el pequeño pueblo se pinta el mundo -aclara Fernanda Mistral-. Tiene un alcance universal porque habla de la mujer y del hombre de hoy."

Lo interesante del planteo es que estas mujeres no compiten con el hombre en el campo laboral o cultural.

Nada de eso -apunta Fernanda Mistral- son señoras de su casa."

Lo más interesante es cómo se recompone la mujer frente a un hecho dramático -señala Baccaro-. El personaje de Aída viuda anticipa este planteo. Empieza a desarrollar cosas que estaban dormidas."

Hay algo que se plantea en la peluquería -interviene Fernanda-: los hombres son más universales en su conversación en la peluquería. Las mujeres estamos más conectadas con las cosas más pequeñas con lo doméstico."

Pero tienen la fortaleza para superar la muerte de una hija" interviene Aída.

Creo que la filosofía de la obra plantea que la fortaleza la encuentra en su propia hija -finaliza Dora-. El autor quiere pintar este mundo femenino pero yo no creo que la fortaleza sea patrimonio exclusivo de la mujer. Ante la adversidad el ser humano está capacitado para enfrentar el dolor."

Cuando la conversación empieza a ponerse interesante llegan Carolina Papaleo y Paola Krum y es hora de dedicarse a las fotos.

De cualquier forma muy pronto la conversación continuará sobre el escenario.

Susana Freire

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?