Suscriptor digital

Tres diseñadores argentinos definen el estilo de Jorge Ibáñez

Según sus colegas, Jorge Ibáñez había alcanzado su madurez como diseñador
Según sus colegas, Jorge Ibáñez había alcanzado su madurez como diseñador Fuente: Archivo
Gino Bogani, Benito Fernández y Laurencio Adot dieron a Personajes.tv sus opiniones sobre el desaparecido artista de alta costura
Martín Artigas
(0)
15 de marzo de 2014  • 19:22

Dicen que no hay mayor reconocimiento para un artista que el que le hacen sus propios pares. Por eso, Personajes.tv se propuso recopilar, a modo de homenaje, las opiniones de tres reconocidos diseñadores argentinos sobre Jorge Ibáñez y su legado dentro del mundo de la moda.

Para Gino Bogani, Ibáñez se encontraba atravesando una "etapa de definición de su estilo" y estaba madurando como diseñador. "Era un hombre muy joven, muy apasionado y muy trabajador. Claramente le gustaba mucho lo que hacía, y eso se notaba mucho cuando uno observaba el trabajo terminado", apuntó. "Como persona, siento que era un ser encantador. Todo el mundo lo quería, era una persona muy buena. Me provoca mucha pena su partida, porque era un hombre muy joven y muy vital".

Muy dolido, Benito Fernández explicó que se había hecho amigo de Ibáñez porque eran los dos diseñadores "más mediáticos", a los que siempre convocaban desde los programas de televisión para hablar de moda. "Pero más allá de eso, siento que Jorge le trajo glamour a la alfombra roja. Sus últimas colecciones eran realmente impecables, y por eso todas las famosas querían que las vistiera. Susana Giménez, sin ir más lejos, rompió con la costumbre de elegir diseñadores extranjeros para usar un Ibáñez durante la última entrega de los premios Martín Fierro", recordó.

Fernández remarcó el objetivo que el fallecido diseñador se había propuesto y que había alcanzado en los últimos años: convertirse en la estrella de la red carpet. "Todos hacíamos vestidos, pero él consiguió ponerle su sello, desarrolló un estilo propio. Estaba, definitivamente, en su mejor momento", afirmó. "Por fuera de lo profesional, si tuviera que definirlo diría que era un ser sumamente generoso y muy trabajador, además de un gran diseñador".

También conmovido, Laurencio Adot , fue muy preciso en su definición: "Amigos no éramos porque competíamos, pero fuimos grandes compañeros". El diseñador le explicó a Personajes.tv que Ibáñez siempre había soñado con llegar a lo más alto, y que finalmente lo había conseguido a fuerza de mucho trabajo y talento. "Compartíamos esa visión de una mujer muy glamorosa, femenina, sofisticada, única. Y luchó mucho por imponerse dentro de esta pequeña gran industria de la moda", aseguró.

En el plano personal, Adot contó que "en las malas, Ibáñez siempre estuvo" y que le había enseñado a relajarse y no preocuparse tanto por los "dimes y diretes" del ambiente. "Era un tipo generoso, con mucho humor y muy sarcástico. Estoy seguro de que si no hubiésemos trabajado los dos en alta moda, podríamos haber llegado a ser grandes amigos", sentenció.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?