Suscriptor digital

Fariña, complicado por una Ferrari

(0)
16 de marzo de 2014  

Así como Lázaro Báez se encuentra comprometido en la Justicia en una causa por supuesto lavado de dinero, algo similar ocurre con quien es signado como su testaferro:

De vida agitada y cargada de gastos, Fariña ahora enfrenta sus consecuencias. De hecho, una de las investigaciones que podrían afectarlo tiene que ver con la debilidad que tiene por los autos de marca Ferrari.

Ocurre que Federico Holjevac, hijo del empresario croata investigado por fraude Iván Holjevac, se presentó ante la Justicia para reclamar como propia una Ferrari, modelo California, que está inmovilizada por el juez Sebastián Casanello y que dice que le compró al ex marido de Karina Jelinek.

Se trata de la Ferrari California descapotable patente INP 622, que para la UIF "podría haber sido adquirida con dinero proveniente del lavado". Por eso el juez Casanello entendió que no correspondía entregarle el auto al hijo del millonario croata.

Holjevac padre fue denunciado porque el Estado le pagó 54 millones de pesos supuestamente de manera irregular a un grupo de empresas reunidas en Accolade Pool por contratos de reaseguro incumplidos décadas atrás.

Se convirtió en un magnate hotelero en Punta del Este, donde con su hijo Federico y su hija Ivana maneja el exclusivo hotel Las Cumbres

Holjevac padre fue procesado en el juzgado federal de Sergio Torres como partícipe primario de ese fraude y fue embargado por 20 millones de pesos, acusado de desviar fondos del Estado y depositarlos en una cuenta a nombre de Dario Morresi, vinculado con Federico Holjevac. Holjevac, vecino de Federico Elaskar, dijo que le firmó el boleto de compraventa a Fariña en un bar.

La Ferrari, valuada en unos 200.000 dólares, en realidad está a nombre de la empresa Real State Investment Fiduciaria", que es de Carlos Molinari, el adinerado empresario que le dio dinero a Fariña para comprar una flota de autos de superlujo y poner una empresa de alquiler de vehículos para clientes millonarios.

Con la plata de Molinari compró Ferrari, Audi y Mercedes-Benz. Esa empresa fue la que pagó el casamiento de Fariña con Jelinek.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?