Barcos y aviones llegan a la zona donde detectaron posibles restos del avión de Malaysia Airlines

El operativo es comandado por Australia y Noruega, después del avistaje de objetos de hasta 24 metros en el océano Índico; las condiciones climáticas complican el operativo
(0)
20 de marzo de 2014  • 09:02

OSLO.- El barco noruego San Petersburgo llegó a la zona del Océano Índico donde fueron detectados objetos que podrían pertenecer al desaparecido Boeing 777 de Malaysia Airlines, anunció la compañía Höegh Autoliners.

"El barco llegó al lugar para participar en la búsqueda" declaró a la AFP Cecilie Moe, una portavoz de la empresa noruega.

Según otro vocero de la compañía, Chreistian Dall, el margen de búsqueda para el jueves es sin embargo reducido. "En esta región el sol se acuesta dentro de una hora más o menos", afirmó, hacia las 11 GMT (8 en la Argentina).

El San Petersburgo, barco de transporte de vehículos que se dirigía a Melbourne, fue desviado a solicitud de las autoridades australianas para intentar identificar los objetos en el mar detectados por satélite en el sur del Oceáno Índico.

Aviones también

También cuatro aviones militares de búsqueda fueron enviados, aunque advirtieron que el operativo puede ser prolongado. De hecho, las autoridades australianas dijeron que una de las aeronaves no pudo localizar los restos debido a las nubes y la lluvia, pero las otras continuaron la tarea.

Los satélites mostraron imágenes de dos objetos, uno de ellos de unos 24 metros de longitud y otro, de cinco, que podrían estar relacionados con el vuelo MH370 de Malaysia Airlines, desaparecido hace doce días con 239 personas a bordo.

Podría haber otros objetos en aguas cercanas en una zona a cuatro horas de vuelo desde la costa suroccidental de Australia, dijo John Young, administrador de la división de reacción de emergencias de la Autoridad Australiana de Seguridad Marítima.

"Esto es una pista, posiblemente sea la mejor que tengamos ahora", expresó Young. Advirtió que los objetos podrían ser escombros en el mar en una ruta naviera en la que contenedores pueden caer de barcos de carga, aunque el objeto más grande es más largo que un contenedor.

Young dijo en una conferencia de prensa en Canberra, la capital de Australia, que los aviones fueron enviados a la zona, a unos 2500 kilómetros al suroeste de Perth para verificar los objetos.

Dijo que las imágenes de satélite "no siempre resultan relacionadas con la búsqueda aun si parecen positivas, así que no haremos declaraciones hasta un avistamiento cercano".

Horas antes, el primer ministro australiano Tony Abbott había declarado al Parlamento sobre los objetos y anunció el envío de una aeronave de búsqueda Orion.

Young dijo que la visibilidad era deficiente y podría obstruir los esfuerzos para encontrar los objetos.

Aviones militares de Australia, Estados Unidos y Nueva Zelanda cubrían una región de búsqueda en el sur del océano Índico que se redujo ayer de 600.000 kilómetros cuadrados a 305.000 kilómetros cuadrados.

Young dijo que el océano en la zona más reciente de búsqueda, al sur de donde se había enfocado desde el lunes, tiene varios kilómetros de profundidad. Satélites comerciales fueron reorientados con la esperanza de conseguir imágenes de más alta definición.

La Autoridad Australiana de Seguridad Marítima (AMSA por sus siglas en inglés) difundió dos imágenes de objetos blancos que flotan o que están un poco abajo de la superficie.

Las imágenes fueron tomadas el 16 de marzo, pero el comodoro aéreo australiano John McGarry dijo que el análisis tomará tiempo.

"La tarea de analizar las imágenes es bastante difícil, agotar los cuadros y verlos uno a uno. Al momento en que se descubrió que la imagen revelaba un posible objeto que pudiera indicar un campo de escombros, pasamos la información desde la defensa a la AMSA para su acción'', declaró en conferencia de prensa.

El área donde se lleva a cabo la búsqueda está a la mitad del camino entre Australia y las desoladas islas de la Antártida.

"Creíbles"

El ministro de Defensa malasio, Hishammuddin Hussein, señaló hoy en conferencia de prensa que las imágenes de satélite "son creíbles pero deben ser confirmadas''.

"Para los familiares, en todo el mundo, la única parte de información que quieren es la que simplemente no tenemos: la localización del MH370", reconoció.

Escepticismo

Las familias de los viajeros chinos que embarcaron en el vuelo MH370 el 8 de marzo pasado se mostraron escépticos ante el hallazgo de posibles restos del avión en el sur del océano Índico.

"Aún no se ha confirmado nada, será otra falsa alarma", aseguraba hoy uno de los familiares a la prensa al salir de una sala de reuniones del hotel Lido de Pekín, donde, como mínimo dos veces por día, autoridades de la compañía aérea Malaysia Airlines les informan de los avances de la investigación.

"No puede ser. Los pasajeros están vivos", afirmaba un hombre de mediana edad ante un grupo de periodistas, tras conocer los detalles del hallazgo.

"Malasia está ocultando información. Ellos saben dónde están los viajeros, es un engaño", decía el familiar rodeado por una multitud de camarógrafos, ante quienes denunció la "falta de información" trasladada por la compañía o el Ejecutivo malasio.

"Las personas de la compañía tienen que informarnos, pero sólo hablan con los periodistas. En estos momentos, necesitamos saber la verdad. Tenemos derecho a saber", reiteraba.

Agencias AFP, AP y EFE

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.