Suscriptor digital

La municipalidad porteña quiereconstruir una nueva costanera

Críticas: la iniciativa de parquizar las áreas aún no urbanizadas de la ribera mereció reparos de la UBA cuyo apoyo es imprescindible para concretarla y un contundente rechazo de ambientalistas.
(0)
18 de marzo de 1996  

La ribera del Río de la Plata siempre se presentó como una alternativa para que los habitantes de la Capital pudieran disfrutar del aire libre y mitigar los cálidos veranos.

Sin embargo hace ya mucho tiempo que la costanera se ha convertido en una sucesión de restaurantes y clubs privados que como un telón gigante dejan entre bambalinas la costa.

Teniendo en cuenta esta realidad la Municipalidad estudia la creación de un parque ribereño en la Costanera Norte asi como la optimización de la reserva ecológica de la Costanera Sur.

Para establecer el plan piloto que abarca la reserva biológica de la Universidad de Buenos Aires en la Ciudad Universitaria debe firmarse un convenio entre la UBA y la Municipalidad.

Tema de debate

Sin embargo las conversaciones para alcanzar el acuerdo están mucho menos avanzadas que la iniciativa y los anuncios de la Comuna.

Por ahora el proyecto municipal establece la creación de una parque ribereño de 70 hectáreas junto con la consolidación de la costa y el relleno de algunos zonas.

En una segunda etapa comenzaría la construcción de 10 kilómetros de camino costero para el tránsito de automotores.

"Nuestra intención es cambiar la relación de los porteños con el río" dijo a La Nación el subsecretario de Medio Ambiente de la municipalidad Jorge Vahedzian.

Por su parte el arquitecto Federico Feivre que se encuentra a cargo del estudio del proyecto del municipio por parte de la UBA aseguró que "es imprescindible que se sienten a dialogar las autoridades municipales y los representantes de la universidad y comenzar a trabajar conjuntamente".

"La costa es la única instancia que tienen quienes aquí viven de establecer un contacto con la naturaleza por esto es sumamente importante que este proyecto este consensuado" concluyó Feivre.

Los ambientalistas dicen no

Por otro lado en la Reserva Ecológica de la Costanera Sur el proyecto comprende la optimización total del lugar a través de un detallado plan de acción que se llevaría a cabo en unos 18 meses.

Las principales medidas son el llenado de las lagunas del interior de la reserva la instalación de un sistema de prevención de incendio y la reforestación de 30 hectáreas.

Pero los planes de la Comuna no son bien vistos por las entidades ecologistas que forman parte del Consejo de Gestión de la Reserva.

"Consideramos que esta monumental obra requiere estudios preliminares ya que es imprescindeble saber qué obras es necesario realizar y cuáles no pero no estamos de acuerdo en que se haga un parque ribereño en la reserva porque esto la transformaría en un híbrido" dijo Carlota Roberts representante de la Asociación Ornitológica del Plata (AOP) en el consejo.

Entre las razones para no dar su aprobación Roberts destacó la falta de estudios de impacto ambiental.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?