Suscriptor digital

Conmoción y amplia cobertura mediática por la muerte del esposo de Nazarena Vélez

El suicidio del empresario teatral Fabián Rodríguez dominó la pantalla chica
José Crettaz
(0)
26 de marzo de 2014  

A mediados de los 60, Goar Mestre -uno de los padres fundadores de la televisión argentina- incluyó en una suerte de manual de estilo de su Canal 13 Río de la Plata la recomendación de evitar informar sobre suicidios. Allí agregaba que, en los casos de personas públicas en los que la información no pudiese evitarse, había que hacerlo con cuidado, evitando detalles y sin justificar la conducta de la víctima.

En las décadas posteriores, la investigación científica corroboró aquella intuición de Mestre, y demostró que la excesiva difusión pública de este tipo de hechos tiene un efecto contagio entre personas con patologías mentales que las predisponen a la imitación. De hecho, la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Ministerio de Salud de la Nación publican en Internet guías y manuales para periodistas y comunicadores. Esas recomendaciones podrían resumirse en una advertencia: "Coberturas continuas generan actos repetitivos". Numerosas investigaciones científicas lo corroboraron.

Ayer, al informar sobre la muerte de Fabián Rodríguez , esposo de la actriz y productora teatral Nazarena Vélez , buena parte de los medios argentinos involucionaron varias décadas. Durante la mañana y la tarde, varias cadenas de noticias se centraron en los detalles de la trágica muerte de Rodríguez, cuya decisión de quitarse la vida se produjo -según los indicios revelados por sus amigos- en medio de una profunda depresión. La víctima había recibido recientemente una condena en suspenso en un juicio por un delito económico, que además había afectado la relación con Vélez.

A la 0.39 de ayer, el periodista Jorge Rial tuiteó "Se habría suicidado Fabián Rodríguez, marido de @veleznazarena", los diarios Popular y Muy los incluyeron como tema de apertura de sus ediciones, y desde la mañana las pantallas estuvieron en una suerte de cadena nacional informal. América TV, como suele hacer ante hechos noticioso de gran impacto popular- levantó parte de su programación (no se emitió Los unos y los otros) para centrarse en la cobertura del suicidio, que tuvo también amplia repercusión en las redes sociales. América, canal de TV del grupo Manzano-Vila en sociedad con la familia De Narváez, prácticamente no tuvo otro tema en pantalla durante todo el día. Algo similar ocurrió con la señal de noticias A24. También C5N (señal de noticias del empresario Cristóbal López) centró su cobertura en el caso. Y TN (Grupo Clarín) hizo también buenas mediciones durante la mañana, franja en la que prestó más atención al episodio.

Rial, que había dedicado su programa en radio La Red (del mismo grupo Manzano-Vila-De Narváez), logró picos de casi 15 puntos de rating en su clásico de la TV, Intrusos. Es decir, sólo en el área metropolitana de Buenos Aires, un millón y medio de personas siguieron los detalles de la muerte de Rodríguez. También Canal 9 (del empresario mexicano Remigio González) modificó la programación habitual para introducir una edición especial de Implacables, un programa de rumores de la farándula.

La muerte del productor encontró a su esposa en Miami, donde estaba de vacaciones con su hermana tras los meses de temporada alta teatral en Villa Carlos Paz. Vélez y Rodríguez, que eran socios en Jaz Producciones, se habían conocido en 2009, un año después tuvieron un hijo y se casaron en 2012.

"Me mandé una cagada, llamá al 911 y mandalos a Uriarte 2327 23 B Capital", fue el último mensaje que Rodríguez envió a un amigo.

Un gran impacto

Fabián Rodríguez

  • Empresario, productor teatral
  • Profesión: contador público
  • Edad: 47 años
El empresario, esposo de la actriz y productora teatral Nazarena Vélez, apareció muerto en su oficina de Palermo.

Por la sensibilidad del tema, esta nota fue cerrada a comentarios.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?