Suscriptor digital

Plan para matar a un juez: secuestran 198 celulares en la cárcel de Coronda

Aún resta conocer quién fue el funcionario del Ministerio de Seguridad que hace más de dos años permitió el ingreso de celulares, que está prohibido por ley
José E. Bordón
(0)
26 de marzo de 2014  • 13:58

SANTA FE.- En un operativo orientado a secuestrar teléfonos celulares que poseen detenidos en la cárcel de Coronda en el departamento de San Jerónimo, a 45 kilómetros al sur de esta capital, la policía secuestró hasta el momento 198 celulares en el marco de una investigación ordenada para conocer quien autorizó el ingreso de los teléfonos desde los cuales, mediante escuchas, se reveló que se que había armado un plan para asesinar a un juez y a un fiscal de Rosario.

La requisa se inició en los pabellones 2 y 4, pero aún faltan aquellos donde se alojan los presos denominados de máxima peligrosidad.

Según los investigadores, más allá de retirar tales aparatos, aún resta conocer quién fue el funcionario del Ministerio de Seguridad que hace más de dos años permitió el ingreso de celulares, cuando ello está prohibido por una ley provinicial (la N°24.660). La concesión, según comentarios a los que tuvo acceso LA NACION, se correspondió con un conflicto con internos de los llamados pabellones disciplinarios.

Entretanto, el diputado provincial de Unión PRO Federal, Federico Angelini, presentó un proyecto de ley para que se establezcan horarios fijos para que reclusos puedan comunicarse con sus familiares por teléfono público. La iniciativa se complementa con la instalación, en forma permanente, de inhibidores de señal de telefonía celular en todas las unidades carcelarias dependientes del Servicio Penitenciario provincial.

El legislador fundamentó el proyecto apoyándose en el incremento en la cantidad de secuestros virtuales y amenazas que se efectúan desde las cárceles y explicó que esta iniciativa permitirá reforzar las medidas de seguridad para que los reclusos no cometan actos delictivos.

"Hay que acabar con este tipo de modalidad delictiva. Ya se observó la facilidad que tuvieron dos reclusos para comunicarse con un celular y realizar amenazas contra el juez de Instrucción, Juan Carlos Vienna y al fiscal de Cámara, Guillermo Camporini (de los Tribunales de Rosario). La cantidad de extorsiones, secuestros virtuales y narcotráfico que se comete con llamadas telefónicas desde establecimientos carcelarios es un gravísimo problema para la seguridad de todos los santafesinos", puntualizó Angelini.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?