Suscriptor digital

Implantan por primera vez un cráneo entero hecho con una impresora 3D

El cráneo que se le implantó a una joven de 22 años fue realizado en una impresora 3D
El cráneo que se le implantó a una joven de 22 años fue realizado en una impresora 3D Crédito: UMC Utrecht
La paciente, de 22 años, pasó de estar en peligro de muerte a recuperar su vida cotidiana; estuvo en el quirófano durante 23 horas; se le reemplazó la totalidad de la caja craneal
(0)
28 de marzo de 2014  • 08:53

LA HAYA (EFE).- Los avances de la ciencia y la tecnología permitieron una exitosa proeza: una mujer holandesa de 22 años se convirtió en el primer paciente en el mundo al que se le implantó un cráneo de plástico, elaborado con una impresora 3D.

Gracias a esa tecnología y la pericia de los cirujanos, que estuvieron con la joven en el quirófano durante 23 horas, la paciente pasó de estar en peligro de muerte a recuperar su vida cotidiana sin ningún tipo de dolencias. La cirugía la llevó a cabo el Hospital Universitario de Utrecht, en el centro de Holanda, que esperó a la recuperación definitiva de la enferma, que fue operada hace tres meses, para sacar la noticia a la luz.

"Lo más novedoso es que implantamos la totalidad del cráneo, desde la frente hasta la nuca y de una oreja a la otra", explicó el cirujano que dirigió la operación, Bon Verweij, durante una entrevista. Reconoció que ésta no fue la más difícil, aunque sí la "más creativa" de las intervenciones que hizo. Detalló que lo más complicado fue "la apertura del cráneo, porque era muy grueso" y de hecho eso fue lo que les tomó "20 horas de operación".

La paciente padecía una enfermedad de los huesos que le hacía aumentar el tamaño del cráneo. "No tenía otra alternativa" que ser intervenida, porque la creciente presión del hueso sobre el cerebro acabaría con su vida, según indicó Verweij. Los síntomas que padecía, como problemas con la vista y fuertes dolores de cabeza, desaparecieron por completo después de la intervención.

"Desde fuera no se nota nada que fue operada: abrimos, colocamos la cubierta exactamente igual a su cráneo y cerramos", contó el cirujano, quien especificó que sin la tecnología 3D, que permite reproducciones exactas, hubiese sido "impensable" implantar el cráneo entero. Tras la operación, de la que la mujer se recuperó "en un mes", existía el riesgo de infección, pero "nada de eso ocurrió, por lo que estamos muy contentos de que todo haya marchado bien", añadió.

La paciente, cuya identidad no se reveló por cuestiones de privacidad, puede hacer ahora una vida normal sin controles exhaustivos, entre otras cosas porque el implante craneal tiene un carácter permanente.

Las medidas exactas de la caja craneal fueron tomadas gracias a un escáner de tres dimensiones. Esa información se pasó después a la impresora 3D, que reprodujo el cráneo de la mujer utilizando "plástico normal y corriente", aunque "muy duro", precisó el médico.

LA CIENCIA, SIN FRONTERAS

El equipo del doctor Verweij tenía experiencia con "operaciones a pequeña escala" usando la tecnología 3D. Hasta la fecha, los implantes de cráneo se venían realizado de manera parcial y con materiales como el titanio, mientras que después de esta prueba, "todas reparaciones de cráneo dejan de tener fronteras ", sostuvo el cirujano.

El centro médico sostiene que esta tecnología, usando el mismo material plástico, podrá ser utilizado en pacientes accidentados o en casos de tumores cerebrales.

No es la primera vez que el Hospital Universitario de Utrecht, el segundo mayor de Holanda, da a conocer una novedosa técnica médica pionera a nivel mundial. También lo son en el campo del cáncer de mama, donde fueron los primeros en utilizar en ultrasonido para combatir los tumores malignos de pecho.

Este centro es el único en el mundo que fusionó los departamentos de radiología y medicina nuclear, y que tiene un departamento especializado en calamidades con carácter permanente con capacidad para ponerse operativo en tan solo 24 horas.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?