Suscriptor digital

Imputan al juez Norberto Oyarbide y a Carlos Liuzzi por la suspensión del allanamiento

El fiscal Ramiro González requirió que se investigue el hecho que el propio magistrado reveló; pidió medidas de prueba
(0)
28 de marzo de 2014  • 15:52

El fiscal federal Ramiro González pidió hoy que se investigue la suspensión de un allanamiento ordenado por el juez federal Norberto Oyarbide , luego de recibir un llamado de Carlos Liuzzi, funcionario cercano al secretario de Legal y Técnica, Carlos Zannini .

En diálogo con LA NACION, el fiscal sostuvo que requirió al juez federal Luis Rodríguez que se investigue el supuesto pedido de coimas en nombre de Oyarbide en medio de un allanamiento a la financiera Propyme el pasado 19 de diciembre. El funcionario judicial pidió el material de las cámaras de seguridad, la titularidad de los teléfonos involucrados e información sobre denuncias anteriores sobre los implicados en este caso.

La causa que impulsa el fiscal González fue iniciada por los diputados Manuel Garrido, José Cano y Mario Negri, después de que Oyarbide admitiera que había ordenado frenar un allanamiento después de haber recibido una llamada de la mano derecha de Zannini.

Los hechos

El 19 de diciembre pasado, una comisión policial se presentó en Maipú 311, piso 20 y allanó la empresa con una orden del juez. El dueño es Alejandro Greppi, que en el momento del procedimiento estaba a pocas cuadras de la Casa Rosada, en una confitería de Balcarce y Alsina, desde donde llamó a su abogado Fernando Torres, dijo Greppi a la Justicia, Los policías levantaron papeles, armaron cajas y descubrieron que en la oficina había $ 5.000.000 termosellados, embalados, como habían venido del banco. Pidieron entonces $ 2.500.000, según los denunciantes.

Greppi declaró que llamó a autoridades policiales y mencionó a un oficial Calviño, quien le transmitió que nada podía hacer. El juez le preguntó si había pedido ayuda a otra persona y Greppi respondió que sólo se limitó a "divulgar entre sus allegados a quien pudiera ayudarlo". No mencionó a Liuzzi. Según Greppi, el procedimiento terminó cuando el jefe policial Ascona le dijo que lo levantaba "porque no había motivos" y porque "llamaron del juzgado que se terminaba". Le dijo a Greppi que el pedido de coima "fue un error" y le rogó que hablara bien de él, según la declaración del financista.

Oyarbide -dijeron fuentes judiciales a LA NACION- mencionó que recibió un llamado de Liuzzi, que había sido sobreseído por Oyarbide en una investigación por enriquecimiento ilícito.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?