Informatizan las bibliotecas porteñas

Equipamiento: ya funciona en cinco sedes de la Municipalidad un sistema multimedia con la utilización de CD-ROM.
(0)
6 de mayo de 1996  

La informática también ha llegado a las bibliotecas. Ahora chicos y grandes podrán consultar infinidad de material interactivo a través de los CD-ROM que recientemente ha incorporado la Dirección General de Bibliotecas Municipales en cuatro de sus sedes.

Esto solamente es parte del plan de mejoramiento que la Dirección de Bibliotecas puso en marcha para sus 26 bibliotecas ubicadas en los diferentes barrios porteños. El proyecto tiene prevista la refacción de los edificios que están en malas condiciones la informatización de los servicios la capacitación del personal la reactivación de la actividad cultural y el incremento del fondo bibliográfico de sus centros de lectura.

El plan de mejoramiento se tradujo en un aumento del 30% de la cantidad de concurrentes a las bibliotecas respecto del año anterior según completas estadísticas del segundo semestre de 1995.

Silvio Maresca quien desde julio del año último es el director general dijo a La Nación: "Si la recuperación de nuestras bibliotecas es posible es por la voluntad del intendente Jorge Domínguez y del secretario de Cultura de la Municipalidad Eduardo García Caffi. Nosotros acompañamos la decisión de ambos y tratamos de hacerlo lo más eficientemente posible."

La informatización de las bibliotecas municipales se está realizando en varias etapas y la primera fase se cumplió con la instalación de un sistema de consulta directa del material por computadora en cinco bibliotecas: Martín del B. Centenera Ricardo Güiraldes Manuel Gálvez Carlos Guido y Spano y Leopoldo Lugones.

En cada una de ellas funciona un equipo multimedia que permite la utilización de CD-ROM al que tienen acceso los usuarios; además cuenta con una base de datos para consulta y préstamo de libros que podrá ser utilizada por la gente en unos 20 días. Esta base de datos permitirá saber la ubicación de cualquiera de los 2400 los libros.

El responsable directo de la programación de las computadoras para tal fin fue Miguel Marcellini quien está al frente del departamento técnico de la Dirección General de Bibliotecas; con la colaboración permanente de la Dirección General de Sistemas Informáticos de la Municipalidad que conduce el ingeniero Cañeque.

Un segundo paso en el proceso de informatización será la incorporación de este mismo servicio a otras seis bibliotecas: Joaquín V. González Luis J. Chorroarín Antonio Devoto José Mármol Brig. Gral. Cornelio Saavedra y Miguel Cané que dicho sea de paso fue la biblioteca donde Jorge Luis Borges trabajó y escribió durante diez años.

Más proyectos

Otra etapa del proyecto es el comienzo de las obras de restauración de las 7 bibliotecas más deterioradas que comenzará en una semana y finalizará en el plazo de los 60 días posteriores al inicio.

Según estimó Maresca al asumir sus funciones era necesaria la urgente capacitación del personal ya que de las 200 personas que trabajan en las bibliotecas sólo cuatro son bibliotecarios diplomados. Por ese motivo se iniciaron en agosto último cursos de referencia de catalogación y de clasificación con una duración de un año.

Para asociarse basta con acercarse a la biblioteca más cercana al domicilio y presentar un recibo de gas uno de luz y un fiador mayor de 21 años para hacerse acreedor de derecho de retirar libros a domicilio en cualquier biblioteca de la red durante 36 meses.

Esta nota se encuentra cerrada a comentarios

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?