El cine, el deporte y el hombre

Una nueva sección explora esos vínculos desde la ficción y el documental
Marcelo Stiletano
(0)
3 de abril de 2014  

La excusa es el cercano comienzo del Mundial. Pero en verdad, la feliz idea de sumar este año una nueva sección de temática deportiva al Bafici tiene todas las características de lo que (esperamos) quede para siempre. Por supuesto, la mención a Brasil 2014 (doble, en este caso) aparece a la cabeza de la selección de Sportivo Bafici, que incluye obras clásicas y modernas, ficciones y documentales. Especialmente estos últimos. De Brasil hablan Santos, 100 anos de futebol arte (Lina Charnie, 2012) desde la historia, y Temple of Emotions-The Maracana Stadium in Rio de Janeiro (Gerhard Schick, 2014), mezclando pasado y presente.

Tan importante asoma el deporte en el Bafici 2014 que el cierre (con la película rumana The Second Game, de Corneliu Porumboiu) alude al fútbol y, más precisamente, a los árbitros. Como The Referee (Mattias Low, 2010), corto dedicado al sueco Martin Hansson, el que ignoró una mano grosera del jugador francés Thierry Henry en una jugada que dejó afuera de Sudáfrica 2010 a Irlanda y clasificó al equipo galo.

Entre los clásicos que el programa rescata aparecen maravillas como El campo de los sueños (Phil Alden Robinson, 1989); Ciudad dorada (John Huston, 1972); The Jericho Mile, (Michael Mann, 1979), y la mucho más reciente (y a esta altura no menos clásica) Rush, pasión y gloria, de Ron Howard. No menos atrayente es la recuperación de Match en el infierno (Zoltan Fabri, 1962), crónica de un partido en que los húngaros les ganan al fútbol a los nazis en un campo de concentración.

A propósito de automovilismo, valdrá la pena recuperar un memorable encuentro de 1971 entre el campeón de Fórmula 1 Jackie Stewart y el director Roman Polanski, reconstruido en Weekend of a Champion, de Frank Simon (2012). Y a la vez comprobar que la fascinante capacidad de observación de Frederick Wiseman también se extiende al mundo del entrenamiento pugilístico en Boxing Gym (2010). Más cerca aún aparece la extraordinaria The Armstrong Lie (Alex Gibney, 2013), retrato de la debacle del ciclista estadounidense.

Por el lado argentino, Sportivo Bafici recupera El crack (José Martínez Suárez, 1960) y Paula contra la mitad más uno (Néstor Paternostro, 1971), con la participación de auténticos jugadores de Boca Juniors en ese tiempo, junto a testimonios flamantes como Soy Ringo (José Luis Nacci, 2014), dedicado a ese mito del boxeo local llamado Oscar Bonavena.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.