En La Plata hubo críticas y reclamos

Los familiares de las 89 víctimas mortales dieron a conocer un documento en el que cuestionaron a la presidenta Cristina Kirchner, al gobernador Daniel Scioli y al intendente Pablo Bruera; más de 3000 personas marcharon hasta la gobernación
Pablo Morosi
(0)
3 de abril de 2014  

LA PLATA.- Con fotos, canciones, poemas, debates públicos, una marcha y severos cuestionamientos hacia los gobiernos nacional, provincial y local, una multitud recordó ayer durante toda la jornada el primer aniversario de la inundación que dejó al menos 89 muertos y multimillonarias pérdidas materiales.

"¿Y ahora qué hago? ¿Cómo sigo? ¿Dónde te busco? ¿Cómo te encuentro?" Con esas preguntas comenzó el documento leído anoche por miembros de la Asociación de Familiares de Víctimas de la Inundación (Afavi), luego de relatar sus penurias y dolores en aquel infausto 2 de abril de 2013.

Luego, el texto, leído por varios miembros de la entidad, recordó el mendaz tuit del intendente Pablo Bruera en el que dijo estar ayudando a los inundados cuando, en realidad, se encontraba de vacaciones en Brasil. También cuestionaron la iniciativa lanzada por la comuna pocos días después de la catástrofe de promover el armado de mochilas de emergencia ante eventuales nuevas inundaciones.

El mensaje destacó la falta de obras hidráulicas pese a que la ciudad había sufrido inundaciones reiteradas en los últimos años y señaló que un estudio de la Universidad Nacional de La Plata advertía sobre la vulnerabilidad hídrica de la urbe.

Los familiares también cuestionaron la "falta de respuestas" por parte del gobernador Daniel Scioli y la nula incidencia de la presidenta Cristina Fernández de Kirchner en el esclarecimiento de la cantidad de muertos, además de reclamarle la utilización del fondo hídrico para obras en la región.

Asimismo, reclamaron la determinación de responsabilidades de los funcionarios, exigieron un plan de obras para evitar inundaciones y la derogación del Código de Ordenamiento Urbano de la ciudad. Se cuestionó la falta de acciones y resultados en la investigación penal seguida por el fiscal Jorge Paolini y el juez Guillermo Atencio.

Luego de la lectura del documento, en un escenario montado a espaldas de la municipalidad, más de 3000 manifestantes marcharon hasta la gobernación, donde volvieron a expresar sus planteos. En la movilización estuvieron presentes las asambleas barriales, organizaciones defensoras de los derechos humanos, partidos políticos de la oposición y sectores marginales del kirchnerismo.

Simultáneamente, el arzobispo platense, Héctor Aguer, ofició una misa en la catedral, donde consideró que hubo un "Estado ausente" y rezó por los muertos, sus familias y todos aquellos que sufrieron pérdidas, además de pedir a Dios que "ilumine a los funcionarios" para estar a la altura de las circunstancias.

Durante el día hubo mesas de debate, una exposición de fotos de vecinos, bandas musicales, una murga y una lectura de poemas moderada por el defensor juvenil Julián Axat, en la que también participó el juez en lo Contencioso Administrativo Luis Arias, quien la semana pasada determinó que en la inundación hubo, al menos, 89 muertes comprobadas y otras 17 en duda.

José Rusconi vive en 9 entre 33 y 34, una de las zonas del casco urbano más castigadas por el temporal, y preside la Asamblea Vecinal Barrio Norte, que se creó después de las inundaciones del 27 de enero de 2002. "Nosotros nos hemos reunido con muchos funcionarios y no se hizo nada. Estábamos seguros de que nos íbamos a volver a inundar, pero nunca nos imaginamos lo que ocurrió el 2 de abril." Rusconi resume los reclamos de sus representados en tres ítems: subsidios, obras y justicia; y asegura: "Hoy, si hay otro temporal, nos volvemos a inundar. Ni siquiera se hizo aquello para lo que no se necesita dinero, sino sólo voluntad, como el trazado de un plan de contingencia en los barrios afectados, para poder actuar frente a otro desastre natural".

Silvia Migoni, que vive en 34 entre 10 y 11, dijo: "Cada vez que está por llover tengo terror, porque no hubo mejoras".

Los Hornos fue otro de los barrios más castigados por la tormenta. Allí, en la esquina de 58 y 142, vive Laura Kohn, que dijo: "El barrio sigue igual. No hubo obras de infraestructura ni resarcimiento económico".

Ulises Pujol, delegado de la asamblea de inundados de Tolosa, coincidió con Kohn: "Las obras que hubo fueron maquillaje. El gobierno no ha cumplido. En lo que más se avanzó es en la vía judicial porque se probó que hubo un encubrimiento espantoso del verdadero número de víctimas".

Un informe elaborado por el Departamento de Hidráulica de la Facultad de Ingeniería de la UNLP a pedido de la Presidenta determinó que los anegamientos abarcaron un total de 3500 hectáreas y dejaron unos 190.000 afectados.

Reconocimiento de Scioli

LA PLATA.– El gobernador de la provincia de Buenos Aires, Daniel Scioli, destacó ayer, a un año de la inundación la labor de los voluntarios que "trabajaron sin descanso" ante la catástrofe para asistir a los afectados. Aunque, dijo el mandatario, "no hay esfuerzo que logre reparar el sufrimiento de las víctimas".

"La ayuda desde todos los rincones del país mostró, una vez más, la grandeza y el heroísmo de nuestro pueblo", afirmó

0 Comentarios Ver

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.