El secuestro de más de 100 chicas de un colegio horroriza a Nigeria

El grupo islámico irrumpió en un liceo del estado de Borno, mató a dos custodios y se llevó en camiones a las adolescentes; inquietud por una ola de ataques
(0)
16 de abril de 2014  

ABUJA.- Luego de masacrar en las últimas 48 horas a más de 130 nigerianos en varias acciones terroristas, el movimiento islamista Boko Haram secuestró ayer a más de 100 chicas adolescentes en un colegio del estado de Borno, uno de los bastiones del grupo insurgente, en el nordeste del país.

Varios islamistas llegaron en camiones y en motos, y se dirigieron hacia el liceo público femenino de Chibok, donde hubo un tiroteo durante varias horas, en el que fueron asesinados un soldado y un policía, informó el jefe de policía del estado de Borno, Tanko Lawan.

Las chicas fueron amontonadas en la cama de un camión y, mientras circulaba, algunas de ellas saltaron del vehículo y lograron escapar. Otras se agarraron a las ramas bajas de los árboles para luego saltar y caminar por la selva.

Todas las escuelas en el estado de Borno fueron cerradas hace tres semanas debido a los crecientes ataques insurgentes, que mataron a centenares de estudiantes el último año.

El grupo de jóvenes secuestradas ayer habían sido convocadas para el examen final, explicó un funcionario del gobierno local.

En un ataque similar, a principios de año, militantes de Boko Haram cercaron una escuela de mujeres, sacaron a todas las colegialas y les ordenaron regresar de inmediato a sus pueblos.

En otras operaciones en el Nordeste, los islamistas de Boko Haram realizaron varias masacres contra estudiantes que dormían, lo que conmocionó a la comunidad internacional.

Una noche de febrero pasado, la organización lanzó explosivos en el interior del dormitorio de un colegio de Buni Yadi, en el estado de Yobe -vecino de Borno- antes de matar con cuchillos, machetes y fuego a 43 alumnos mientras dormían.

En septiembre de 2012, por lo menos 40 alumnos murieron en un colegio de enseñanza agrícola en la ciudad de Gujba, también en Yobe, cuando militantes de Boko Haram les dispararon en los dormitorios durante la noche.

Las adolescentes que lograron salir ilesas de las matanzas fueron secuestradas para ser utilizadas como cocineras y esclavas sexuales.

Sin embargo, hasta ayer no había registros de un secuestro masivo por parte del grupo terrorista.

Borno, el lugar donde se fundó Boko Harum, hace más de diez años, es una región poco desarrollada, con rutas en mal estado que dificultan la rápida llegada de las fuerzas de seguridad.

Los insurgentes de la red terrorista Boko Haram son culpados de ataques que mataron a más de 1500 personas en lo que va de este año y por lo menos a 3000 desde 2009.

El grupo, cuyo nombre significa "Está prohibida la enseñanza occidental", atacó escuelas, mezquitas, iglesias, poblaciones y centros agrícolas con crecientes agresiones indiscriminadas. Además, efectuó operaciones contra cuarteles y bases militares.

El nuevo incidente ocurrió horas después de un ataque con bomba en las afueras de Abuja, la capital, en el que murieron 75 personas, lo que aumentó la preocupación sobre la capacidad del gobierno de proteger a sus ciudadanos de la insurgencia islamista tras los ataques más letales en la historia de la capital nigeriana.

El presidente, Goodluck Jonathan, está presionado para contener la insurgencia, que amenaza la seguridad del principal productor petrolero de África y a su flamante estatus como la mayor economía del continente.

Además, Nigeria será anfitrión de un Foro Económico Mundial de África, que se realizará en Abuja en mayo y en el que participarán jefes de Estado y líderes africanos.

Abubakar Shekau, líder de Boko Haram, es considerado "un terrorista global" por los Estados Unidos.

En un reciente video, Shekau proclamó que se propone ampliar "el alcance de la jihad" emprendida contra el gobierno central en el nombre de la secesión y el establecimiento de la sharia, o ley islámica, en la región nordeste de Nigeria.

Agencias ANSA, DPA y Reuters

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?