Suscriptor digital

A pedido de la Anses, ponen un veedor judicial en Molinos

Es parte de una disputa que libra desde hace cinco años para sentar un director en el directorio de la compañía
Javier Blanco
(0)
22 de abril de 2014  

La disputa que mantiene la Administración Nacional de la Seguridad Social (Anses) con Molinos en procura de obtener representación en la mesa directiva de esa entidad fue zanjada en las últimas horas por la Justicia de manera salomónica: designó un veedor para tratar de corroborar si el cerco informativo que los representantes del organismo público dicen padecer es real.

La medida cautelar, vigente por seis meses, surge en el marco de dos causas iniciadas por la Anses -como accionista de la compañía por la participación que tiene a través del Fondo de Garantía de Sustentabilidad del sistema previsional-, en reclamo de la nulidad de decisiones adoptadas por la última asamblea de accionistas de la compañía y de las disposiciones estatutarias que permiten que su mesa directiva se renueve por mitades, "lo que no da lugar a la representación de las minorías".

La novedad trascendió ayer cuando Molinos comunicó a la Bolsa de Comercio porteña que, como resultado de esas presentaciones, había sido notificada por la Justicia sobre la designación de un veedor judicial facultado para "asistir a las reuniones de directorio y requerir toda la información o documentación atinente a los temas que allí se traten", además de realizar un informe mensual sobre el "estado de situación de la administración".

La decisión corrió por parte del Juzgado en lo Comercial N° 21, a cargo de Germán Páez Castañeda, y provocó que la Bolsa suspenda preventivamente la cotización del papel a mitad de la rueda de negocios de ayer, aunque luego de aclararse los alcances de la medida se reinició.

El designado para esa tarea es Enrique Fox, un abogado que es socio del Estudio Allende & Brea, que deberá "coordinar el flujo de información" entre la empresa y el accionista demandante y controlar que "el directorio funcione a derecho".

La Anses, que ostenta el 19,9% del capital de Molinos (heredado de las AFJP) logró por la vía judicial, y luego de cinco años, un acceso a la mesa directiva de la empresa. Pero en el ambiente judicial llama la atención que no haya recurrido a una disposición de la Comisión Nacional de Valores (CNV) para lograrlo, en especial porque una apelación de la empresa hubiera derivado la cuestión al fuero contencioso administrativo, caracterizado como más permeable a los pedidos del oficialismo. "Saben que pisan terreno resbaladizo", explicó un abogado familiarizado con estas cuestiones.

La Anses viene bregando por la nulidad de las cláusulas en el estatuto de la alimenticia controlada por la familia Perez Companc que establecen el sistema de elección de los seis directores y su renovación por mitades. Hace tres años incluso propuso a la asamblea su ampliación para que se incorporen dos representantes suyos. Pero se topó con los votos del resto de los accionistas, el controlante y los minoristas. Ahora recurrió a la Justicia sosteniendo que, al no acceder a esa instancia, no tiene capacidad de control. Acusó a la compañía de negarle información, pidió la nulidad de las últimas designaciones e insistió en el cambio de estatuto. Molinos rechaza la imputación. "Cada pedido fue respondido en tiempo y forma", dijeron en la compañía. Recuerdan que su estatuto es previo al "ingreso de la Anses al paquete accionario".

El juez no hizo lugar al planteo de nulidad de la última asamblea. Pero concedió la designación de un veedor que deberá asegurar que la información llegue al demandante.

Moyano bloqueó accesos a Siderar

En reclamo de la indemnización de 17 trabajadores de una contratista en concurso preventivo, el Sindicato de Camioneros, que conduce Hugo Moyano, bloqueó ayer los accesos de las plantas de Ternium Siderar en San Nicolás, Haedo, Canning, Florencio Varela y Ensenada. La mayoría de los empleados está contratada por otras empresas

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?