Suscriptor digital

Por el mayor gasto en salarios, prevén que aumente el déficit de las provincias

En varias jurisdicciones, los sueldos públicos representan más del 50% del gasto total; el rojo financiero conjunto llegaría a 30.000 millones de pesos
José Hidalgo Pallares
(0)
25 de abril de 2014  

Las provincias argentinas enfrentan un panorama fiscal complicado . Como consecuencia de la alta inflación, que elevó las demandas salariales en el sector público, los analistas prevén que el déficit conjunto de las jurisdicciones podría dispararse este año. En este contexto, el presupuesto en inversión sería la variable de ajuste.

"El déficit de las provincias va a aumentar este año", aseguró Walter Agosto, investigador principal del Cippec y ex ministro de Hacienda de Santa Fe. "El salto inflacionario hizo que los convenios salariales fueran mayores de lo esperado y en la mayoría de los casos llegarán al 31% al final del año". Los aumentos salariales no constituyen un dato menor: según el Instituto Argentino de Análisis Fiscal (Iaraf), el gasto en personal representó en 2013 el 47% del gasto total de las provincias. En Río Negro, Tucumán, Tierra del Fuego, Jujuy, Mendoza, Salta, Catamarca, Chubut, el gasto en personal representa más de la mitad del gasto total (ver infografía).

Pero las dificultades financieras son casi generalizadas, lo que quedó reflejado en la reunión que mantuvieron anteayer los ministros de Economía de la mayoría de las provincias del país. Ayer, además, el jefe de Gabinete, Jorge Capitanich, confirmó que la próxima semana se firmarán acuerdos de refinanciación de las deudas que varias provincias tienen con la Nación. El acuerdo incluiría una nueva quita en el stock de deuda por alrededor de $ 10.000 millones.

Según estimaciones del Iaraf, en 2013 el déficit primario (antes del pago de intereses de la deuda) del conjunto de las provincias fue de 3500 millones de pesos. Walter Agosto, en tanto, estimó en $ 3020 millones el déficit primario y en 10.400 millones el financiero (después del pago de intereses), cifra que consideró "acotada" para un año electoral.

En 2014, sin embargo, la situación marcará un claro deterioro. Agosto estima que el gasto primario provincial subirá 60%, mientras que los ingresos crecerán 29 por ciento. Así, el déficit primario llegará a $ 18.000 millones y el rojo financiero a 30.000 millones. Para el experto, después de las subas tributarias que varias provincias aplicaron en 2012 y 2013, este año su margen para continuar aumentando los recursos propios es menor. En tanto, el titular del Iaraf, Nadin Argañaraz, señaló que, dado que en 2013 ya hubo un déficit, aún cuando los ingresos provinciales crecieran en la misma medida que los gastos, el rojo aún mostraría una suba nominal.

En sus propios presupuestos para 2014, varias provincias pronostican terminar el año con resultados en rojo. En varios casos, como la Capital Federal, Entre Ríos, La Pampa, Chubut y Tierra del Fuego, se prevé un déficit financiero de más de 1000 millones de pesos. En Misiones, el rojo roza los 5000 millones.

Para el gasto de capital, Agosto proyecta un crecimiento de 24%, por debajo de la inflación de 35% que prevén las consultoras. Un informe de la consultora Noanomics señala que en 2013, pese a que fue un año electoral y a que las provincias aumentaron la presión fiscal, sus gastos de capital no alcanzaron los niveles de 2011. Y añade: "En un año no electoral, de presiones salariales crecientes, en el que las provincias podrán recurrir menos a incrementar carga fiscal para financiar gastos, y en el que las transferencias nacionales se desacelerarán en lo que resta del año por un menor crecimiento económico será difícil que en 2014 la inversión pública recupere el terreno perdido".

Un elemento adicional que complica las finanzas de algunas provincias es la devaluación del peso. Por un lado, generó una mayor carga para las provincias con deudas atadas a la cotización del dólar (en 2013 siete jurisdicciones emitieron ese tipo de papeles: Buenos Aires, la Capital Federal, Chaco, Chubut, Entre Ríos, Mendoza y Neuquén). Por otro lado, destacó Agosto, las provincias tienen ahora una opción de financiamiento menos, ya que "el dollar linked ha quedado congelado por la mayor precaución de los gobiernos ante eventuales modificaciones del tipo de cambio, pero también por el mayor recelo de los inversores, teniendo en cuenta que las calificadoras han bajado la nota de algunas provincias por el mayor esfuerzo de repago que implica la devaluación de enero pasado".

Los analistas, además de coincidir en la difícil situación financiera de las provincias, destacaron otro aspecto negativo: el retraso en la publicación de las cifras de ejecución presupuestaria, que los obliga a trabajar sobre la base de estimaciones. Argañaraz resaltó que "hasta ahora muy pocas provincias han presentado la información completa de 2013" y puso como ejemplo el caso de la provincia de Buenos Aires que, sin ser la más retrasada, sólo tiene datos disponibles hasta agosto.

ENVÍA TU COMENTARIO

Ver legales

Los comentarios publicados son de exclusiva responsabilidad de sus autores y las consecuencias derivadas de ellos pueden ser pasibles de sanciones legales. Aquel usuario que incluya en sus mensajes algún comentario violatorio del reglamento será eliminado e inhabilitado para volver a comentar. Enviar un comentario implica la aceptación del Reglamento.

Para poder comentar tenés que ingresar con tu usuario de LA NACION.

Usa gratis la aplicación de LA NACION, ¿Querés descargala?