Occidente cierra el cerco sobre el Kremlin con más sanciones

EE.UU. y la UE anunciaron nuevas represalias financieras y diplomáticas contra empresas y líderes del círculo más cercano a Putin
Luisa Corradini
(0)
29 de abril de 2014  

PARÍS.- El cerco se cierra cada día un poco más en torno del Kremlin. Estados Unidos y la Unión Europea (UE) aumentaron ayer su presión sobre Rusia al adoptar nuevas sanciones contra dirigentes y empresas del círculo más cercano al presidente Vladimir Putin.

Esas represalias, dignas de los momentos más tensos de la Guerra Fría, fueron resueltas de común acuerdo entre Washington y Moscú para condenar la escalada desatada por Rusia en las regiones orientales de Ucrania a través de milicias que, según Occidente, están teledirigidas por el Kremlin.

Estados Unidos y Europa acordaron igualmente adoptar sanciones contra los sectores vitales de la economía rusa - energía y finanzas- en caso de que las tropas de Moscú atraviesen la frontera ucraniana.

"Nos encontramos en una situación en la que la tensión no baja (...) La fase 2 de sanciones es suficiente por el momento", declaró la vocera de la Comisión Europea, Pia Ahrendkilde Hansen. La fase corresponde a la estrategia de sanciones progresivas adoptada a principios de marzo contra Rusia por su injerencia y desestabilización de Ucrania.

En el marco de esa escalada, la UE llegó a un acuerdo para sancionar a otras 15 personalidades rusas y ucranianas.

La mayoría de las personalidades y empresas sancionadas pertenecen a los sectores financiero, energético, armamento y agrícola. Esos 15 integrantes del establishment de Moscú se suman a los 33 rusos y ucranianos que fueron privados de visado en la fase 1 de las sanciones, en marzo. Al mismo tiempo, se congelaron sus activos por la apoyar la anexión de Crimea y desestabilizar a Ucrania.

Estados Unidos, por su parte, también adoptó una serie de sanciones contra siete personalidades y 17 empresas del entorno de Putin.

En ese contexto de asedio, entre los siete personajes importantes del régimen, las sanciones afectan esencialmente a Igor Sechin, considerado uno de los hombres del riñón de Putin: después de haber sido viceprimer ministro hasta 2012, fue designado al frente de la petrolera estatal Rosneft, generalmente definida como la mayor productora mundial. El 69,5% del capital de esa empresa está en poder del Estado ruso. Sechin, por su parte, es considerado uno de los consejeros más conservadores de Putin y líder del lobby estatista integrado por los ex miembros de los servicios de seguridad.

Otro sancionado por Washington es Sergei Chemezov, dirigente del poderoso holding público Rostec, cuyas actividades abarcan desde la aeronáutica hasta la defensa, incluyendo las exportaciones de armas. Chemezov es un dirigente de la KGB reconvertido en hombre de negocios

Las sanciones norteamericanas también afectan a 17 empresas, en particular el holding Volga (construcción e hidrocarburos), del multimillonario Guennadi Timchenko. Las medidas contra Volga alcanzan también a otras empresas controladas por ese personaje cercano a Putin: Stroïtransgaz (gasoductos), Transoil (transporte de petróleo por ferrocarril) y Avia Group (servicios de aeropuertos).

Las sanciones afectan igualmente a diversas compañías y tres bancos que al parecer pertenecen o están vinculadas a los oligarcas Arkady y Boris Rotenberg: SMP, InvestCapitalBank y Severny Morskoi Bank.

Otras víctimas de las sanciones son el viceprimer ministro Dimitri Kozak y el presidente de la Comisión de Relaciones Exteriores de la Duma (Cámara baja del Parlamento), Aleksei Pushkov.

A pesar de sus protestas, Rusia no parece excesivamente inquieta por las sanciones. El Kremlin cree que, con un colchón de reservas de 480.000 millones de dólares atesorados en el Banco Central, es capaz de resistir un boicot occidental.

La situación podría ser sensiblemente diferente si, en una nueva fase de sanciones, Estados Unidos y la UE decidieran prescindir de las importaciones de petróleo ruso, el sector más vulnerable del país.

Ante las medidas adoptadas por Occidente, el gobierno de Moscú prometió replicar a las sanciones. "Por supuesto que vamos a responder", indicó el vicecanciller ruso, Sergei Riabkov.

La mayoría de los observadores conjetura que las sanciones de Occidente no tienen demasiado valor porque afectan sólo a la elite del régimen, pero no a la población rusa.

TIROTEAN A UN ALCALDE DE UNA CIUDAD DEL ESTE

En el este de Ucrania, donde la tensión y la violencia siguen en aumento, el alcalde de la ciudad de Jarkov, Guennadi Kernes, fue herido ayer de gravedad tras ser tiroteado en la espalda, informó la oficina de prensa del ayuntamiento. "Su estado es grave. La hemorragia ya fue detenida, pero varios órganos resultaron afectados", señaló Valeri Boiko, uno de los médicos que participaron en la operación del alcalde. Según comentó Yuri Sapronov, teniente alcalde de Jarkov, Kernes, de 54 años, "estaba corriendo cuando le dispararon en la espalda desde el bosque". Por su parte, el presidente interino de Ucrania, Olexander Turchinov, exigió al Ministerio del Interior y al Servicio de Seguridad del país una urgente investigación del atentado.

temas en esta nota

0 Comentarios Ver
Esta nota se encuentra cerrada a comentarios